TU ROSTRO PUEDE HABLAR POR SÍ MISMO‏

Carmen Lefevre, una investigadora de la Universidad de Northumbria, ha estado estudiando señales faciales sutiles que podrían proporcionar información valiosa, aun si alguien ha sido agresivo o amable, y también a que enfermedades podría estar predispuesto.

Lefevre ha encontrado un vínculo entre los niveles más altos de testosterona y las caras más amplias con pómulos prominentes. Ambos se combinan para sugerir una personalidad asertiva. De acuerdo con la teoría, esto podría arrojar información de acuerdo con los comportamientos de las personas , ya que todos compartimos información en común.

Del mismo modo, la cara también puede proporcionar pistas sobre los niveles de aptitud de una persona, algunos investigadores sugieren que es un indicador más preciso que los parámetros convencionales como el Índice de Masa Corporal (IMC).

Las personas con caras más delgadas son menos propensas a sufrir infecciones. Y cuando lo hacen, la enfermedad tiende a ser menos grave. La mayoría de personas también mostraron menos tazas de depresión y ansiedad.

Las personas con forma de pera (alrededor de las caderas, pero con cinturas más delgadas), tienden a ser más saludables que las personas con forma de `manzanas’, que tienen estómagos gruesos. Se cree que a medida que el tejido adiposo libera moléculas inflamatorias, estas pueden dañar los órganos centrales. Una cintura delgada con exceso de grasa puede ser señal de que un cuerpo no está manejando bien la insulina. El cuerpo con forma de pera tiene menor riesgo de desarrollar diabetes y enfermedad cardíaca.

El Dr. Pradeep Gadge, diabetólogo consultor de la Clínica de Diabetes de Shreya, Seven Hills Hospital y el  Breach Candy Hospital, concuerda con esto.

“Es cierto que la gente de rostro delgado tienden a estar en mejor forma. También nos recuerda que una papada suele ser un marcador de problemas relacionados con el metabolismo, por lo que alguien con ella podría estar sufriendo de altos niveles de colesterol o triglicéridos.”

Un informe publicado en Science Nordic reveló que los signos visibles del envejecimiento podrían de hecho manifestar algún riesgo de ataque al corazón. Sin embargo, los expertos reiteran que tampoco se puede confiar mucho en estos estudios:

“Hay que decir que se trata de una asociación sin mucho fundamento. Aunque no parezca, muchas personas sin arrugas pueden tener más enfermedades que alguien que no las tenga, así que en sí depende del estilo de vida finalmente y no de la figura que se posea”

 

 

*MisCuriosidades

¿Qué opinas tu?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias Relacionadas

Búsqueda

Buscar