Compartir

TOMAR UNA SIESTA AYUDA A SER MÁS PRODUCTIVO

Un creciente número de personas no duermen toda la noche, lo que puede cobrar un precio a su nivel de energía, capacidad de atención y memoria, anotaron los investigadores.

Para examinar cómo una siesta corta afectaba a las emociones de las personas, el equipo asignó a 40 personas de 18 a 50 años de edad a un horario constante de sueño. Durante tres noches, los voluntarios siguieron ese horario antes de realizar varias pruebas en computadoras y responder a preguntas sobre la somnolencia, el estado de ánimo y la impulsividad.

Entonces, los investigadores asignaron al azar a algunos participantes a tomar una siesta de una hora. Los demás tenían que ver un video sobre la naturaleza, y no se les permitía dormirse. Luego se volvió a evaluar a los participantes.

Resultado de imagen para SIESTA

Los que tomaron la siesta tenían más paciencia, y pasaban más tiempo intentando resolver un problema que los que no descansaron durante una hora. Los que hicieron la siesta también se sentían menos impulsivos, según el estudio, que aparece en la edición del 29 de junio de la revista Personality and Individual Differences.

Los investigadores dijeron que sus hallazgos respaldan a estudios anteriores, que han encontrado que la privación del sueño dificulta que las personas controlen las respuestas emocionales negativas.

 

*HOYVERDE

Deja tu comentario