¿PORQUÉ NOS ENOJAMOS CUANDO TENEMOS HAMBRE?

El equipo de la Universidad de Carolina del Norte realizó dos experimentos online con más de 400 estadounidenses para determinar cómo el hambre afectaba sus emociones. Después de determinar qué tan hambrientos estaban los participantes a través de encuestas autorreflexivas, se les mostraron imágenes diseñadas para inducir un sentimiento positivo, negativo o neutral. Luego se les pidió que calificaran una imagen ambigua de un pictograma chino en una escala de siete puntos de agradable a desagradable.

Lo que los investigadores encontraron es que los participantes hambrientos preparados con una imagen negativa eran más propensos a encontrar desagradable el ambiguo pictograma chino.

Hambre y enojo, peligrosa combinación

En un tercer estudio, los investigadores llevaron a cabo un experimento de laboratorio particularmente agotador con cerca de 250 estudiantes universitarios. Esta vez, a 118 de los estudiantes se les dijo que ayunaran durante 5 horas, y a 118 se les dijo que comieran antes del experimento. Cuando llegaron allí, a la mitad de los estudiantes de ambos grupos se les pidió que escribieran un ensayo centrado en sus emociones, mientras que los demás solo tuvieron que escribir un ensayo sobre un “día neutral y sin emociones”.

Luego, en lo que parece ser el equivalente al infierno del estudiante, todos pasaron por un tedioso ejercicio en una computadora, que estaba programada para romperse justo al final. Como era de esperar, cuando se les pidió a los participantes que llenaran cuestionarios sobre sus emociones y la calidad del experimento, fue bastante negativo.

Pero los investigadores encontraron que los participantes hambrientos sentían emociones desagradables mucho mayores como el estrés y el odio. (Para ser honestos, realmente no los culpamos). Sin embargo, esas diferencias desaparecieron en el grupo que se centró en sus emociones de antemano, demostrando que, al pensar en tus emociones, es posible que puedas eliminar el sentimiento de enojo infundido por el hambre.

 

Por qué cuando tenemos hambre nos ponemos de mal humor?

*PERIODISMO

¿Qué opinas tu?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias Relacionadas

Búsqueda

Buscar