Los mejores libros de 2020

Comienza el año literario y lo hace con unas cuantas novedades que queremos tener ya entre nuestras manos. Lo último de autores reconocidos como Ian McEwan, Almudena Grandes o Bernardo Atxaga conviven con más representantes de una nueva ola femenina en las literaturas hispanoamericanas, de la que son buen ejemplo Paula Vázquez o Elizabeth Duval.

Casas y tumbas de Bernardo Atxaga

Alfaguara inicia el año con M. el hijo del siglo, de Antonio Scurati, uno de los libros más esperados del año. Galardonado con el Premio Strega 2019, el autor napolitano da una lección de historia antifascista disfrazada de novela, con un libro que que ha sido de los más vendidos de Italia. Susana Martín Gijón irrumpe con la novela negra Progenie, en la que narra un asesinato que se convierte en foco mediático. También aparece en enero la novela de Nuria Barrios, Todo arde, una historia de dos hermanos en la que el amor deberá salvar una vida de desastres. Con Hechos poco fieles, la autora sueca Lena Andersson, escarba en la vulnerabilidad de las relaciones, y el broche final lo pone el autor Eduardo de los Santos, con Yas, una novela debut que nos transporta a una noche de insomnio que sabe a música, literatura y jazz. Febrero comienza con la publicación de la nueva novela de Bernardo Atxaga, Casas y tumbas, un libro emocionante en el que el escritor indaga en conceptos como la amistad, el amor a la naturaleza y la inminencia de la muerte, y Rodrigo Rey Rosa nos sacude con su Carta de un ateo guatemalteco al Santo Padre.

La cucaracha de Ian McEwan

En enero, Anagrama publica La cucaracha, de Ian McEwan, una mordaz sátira de la Inglaterra del Brexit y la Europa de los populismos. Caitlin Moran vuelve a la carga con una novela visceral y tronchante sobre el amor, la amistad y los gilipollas con los que a veces nos topamos: Cómo ser famosa. Por su parte, Claudio Magris ofrece en Instantáneas una mirada irónica, melancólica y sabia sobre el mundo y los seres humanos. En La vida sin fin, Frédéric Beigbeder nos invita a un viaje en busca de la inmortalidad: terapias, dietas, transfusiones, investigaciones científicas. Una novela inteligente, sagaz, provocadora.

Michelle Roche Rodríguez trae Malasangre, una deslumbrante historia vampírica cargada de violencia y erotismo, ambientada en la Venezuela de los años veinte. Gonzalo Torné vuelve con su obra más cáustica y audaz, vibrante y desvergonzada: El corazón de la fiesta.

Todos quieren a Daisy Jones

Blackie Books comienza el año con un best-seller mundial que será serie de Amazon, Todos quieren a Daisy Jones de Taylor Jenkins Reid, una novela que recrea la era del mundillo del rock de finales de los sesenta en Estados Unidos y cuya protagonista es una chica que se acaba convirtiendo en leyenda. En otra onda, pero igual de atractiva es su Gran historia visual de la Filosofía de Masato Tanaka y Tetsuya Saito, 2600 años de historia del pensamiento explicados gráficamente. Un libro original y visionario para redescubrir la filosofía.

La última copa de Daniel Schreiber

El viento Idiota

Temas de Hoy ha empezado el año con El viento idiota, una novela de la que The Times ha dicho que es «Un cálido e ingenioso cóctel de En la carretera de Jack Kerouac y Sin blanca en París y Londres de George Orwell». Quizás muy ambiciosa definición pero es cierto que la historia de Peter Kaldheim, un hombre cuya afición a la cocaína le hizo arruinar su vida, y luego logró recobrarla, engancha desde la primera línea, desde ese tormentoso 26 de enero de 1987 en que arranca la narración. En febrero, llega un thriller psicológico tan oscuro como divertido que explora la creatividad y la locura, Supermercado de Bobby Hall. También ese mismo mes Sábado noche, de Susan Orlean, la autora de El ladrón de orquídeas y La biblioteca en llamas. Esta vez la autora recorre todo los Estados Unidos para realizar un retrato de lo que hace la gente cuando hace lo que quiere.

Loca

Esto es lo más llamativo de las novedades que anuncian las editoriales. Algunas ya las he leído y a otras estoy deseando hincarles el diente. Me ha sorprendido la profusión de testimonios de víctimas de campos de concentración, tal vez es signo de los tiempos desconcertantes en que vivimos; parece que hemos olvidado todo lo que nos enseñó el siglo pasado. No he comentado las novedades de cómic, pero Astiberri, Random House, La Cúpula y Norma sacan un montón de tebeos, dignos de tener en cuenta. Lo que no sé es de dónde vamos a sacar tiempo para leer tanta maravilla.

 

¿Qué opinas tu?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias Relacionadas

Búsqueda

Buscar