¿SABES DISTINGUIR EL HAMBRE DE LA ANSIEDAD?

¿Cuántas veces has salido corriendo por una    bolsa de papas o un chocolate    cuando tienes mucho trabajo? De acuerdo con    Isabel Larraburu,    psicoterapeuta y miembro de la Sociedad Catalana de Medicina Psicosomática,  existe una línea muy delgada entre el   hambre real y la emocional,  razón por la que te diremos  cómo distinguirla y    evitar la   ansiedad.

Falta de concentración y mal humor

La glucosa es el motor que hace que el cerebro funcione correctamente, por lo que cuando no comemos bien, la ausencia de este nutriente genera irritabilidad,   mal humor  y problemas de concentración.

Cansancio y sueño

Una alimentación saludable hará que te mantengas con energía todo el día. Cuando el organismo toma las reservas de comida que almacena el cuerpo, se genera cansancio y sueño.

Ruidos en el estómago

¿Sientes que llevas un monstruo dentro?, entonces esa es una señal más del hambre real. Evita que tu cuerpo pase demasiadas horas sin comer.

Antojos repentinos

Cuando tu cuerpo está bajo mucho estrés, el cerebro te exige azúcar y grasas, razón por la que aparecen esos antojos repentinos, que lo único que hacen es que termines comiendo cosas chatarras.

Culpabilidad

Comer de más suele generar un sentimiento de culpabilidad, pues tu inconsciente sabe que no lo haces por necesidad, sino por   acumulación de estrés.

Calorías

Sentir antojo de cosas dulces o saldas es una clara señal de hambre por   ansiedad.

 

*MEJORCONSALUD

¿Qué opinas tu?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias Relacionadas

Buscar

Lugares

Categorías

Búsqueda

Buscar
Abrir WhatsApp
1
Hola, aquí nos encontramos para servirte.

Hablanos por WhatsApp, aquí estamos para apoyarte.