EL TRISTE FINAL DE FROZEN QUE NO SALIÓ EN CINE

Por muchas razones, Frozen se convirtió en una película de princesas entrañable.  Pero, ¿sabías que el final que viste, en realidad no era el que se tenía planeado en un principio?

El productor Peter del Vecho contó a Entertainment que junto con su equipo decidió cambiar el final y eso hizo que Frozen sea la película de animación más exitosa de todos los tiempos.

Cuando comenzamos con Frozen, Anna y Elsa no eran hermanas. Ni si quiera eran reales. Anna no era una princesa. Elsa era una autoproclamada Reina de las Nueves, pero ella era una villana y pura maldad- más parecida a la historia de Hans Christian Andersen.

En un principio, Frozen iniciaba con una profecía de que “un gobernante con un corazón congelado traerá destrucción al reino de Arendelle».  Así comienzan a contarnos la historia de Elsa; una mujer que había sido abandonada en el altar el día de su boda, congelando así su corazón para no volver a amar nunca más.

Para el final, los productores tenían pensado que Elsa creara un ejército de monstruos de nieve que atacaran a los protagonistas.  Kristoff haría todo lo posible por ayudar a Anna, mientras que el príncipe Hans ordenaba una avalancha masiva, sin importarle que así pondría en peligro a Elsa, Arendelle y a la propia Anna.

Así, Anna se da cuenta que la única manera de salvarlos a todos es con la ayuda de Elsa, que de último momento descongela su corazón y usa sus poderes para salvar al reino de Hans.

El malvado príncipe queda al descubierto: él es el verdadero gobernante con corazón congelado; un psicópata sin sentimientos.

*SWAGGER

¿Qué opinas tu?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias Relacionadas

Búsqueda

Buscar