JUGUETES TRADICIONALES QUE TODOS TUVIMOS DE NIÑOS (PARTE 1)

No importaba que saliera el último Play Station, la última Barbie o la última avalancha, nuestros papás cada cumpleaños o día especial, por ejemplo, Reyes Magos, se encargaban de regalarnos un juguete de verdad: que fuera de uso rudo; que no necesitara pilas (para que no diéramos lata con las AA o las temibles AAA); y que echara a volar nuestra imaginación.

Así comenzó nuestra pequeña colección de juguetes mexicanos tradicionales que incluye desde trompos, hasta los famosos luchadores. ¿Te acuerdas de alguno?

Balero

Nos enseñó el verdadero dolor.  Cada vez que intentábamos jugar con él, nos llevamos fuertes golpes y moretones en las manos. ¿Parábamos? No, de hecho soportábamos el dolor con tal de meter esa bola de madera sujeta en un cordón, a la punta del palo.

Matraca

Al principio los papás nos la daban con mucho gusto, luego no sabían cómo quitárnosla por el ruido que hacíamos en la casa.  ¡Karma!

Boxeadores

Hechos de madera, estos juguetes eran muy fáciles de usar y podíamos pasar horas de diversión tratando de derribar al adversario.

 Lotería

Este juego podía entretenernos por hora. Bueno, siempre y cuando ganáramos. La dinámica seguro la recuerdas: poner un frijol  en la imagen que el gritón iba nombrando hasta completar el  tablero que teníamos. Nuestro hit, sin duda, era gritar: ¡LOTERÍAAAA!

Tablitas Mexicanas

Este juguete es una serie de tablas de colores de madera unidas por unos listones que al estirarse parecen estar unidas y no moverse, pero al tomarlas de uno de los extremos crea la ilusión de que una de las tablitas se desprende y se dirige hacia el otro extremo pero sin separarse de las demás.

*SWAGGER

¿Qué opinas tu?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias Relacionadas

Búsqueda

Buscar