MÁS HISTORIAS RELACIONADAS CON EL ACCIDENTE DE «CHAPECOENSE»

Iba a ser papá

Una semana antes de la desgracia, Thiaguinnho, jugador del Chapecoense, vivió uno de los días más felices de su vida: se enteró que iba a convertirse en papá.

Su novia usó de cómplices a sus compañeros del equipo para que le llevaran una sorpresa que contenía el mensaje “vas a ser padre”.

Se salvó por un descuido

El hijo del Director Técnico iba a acompañar a su padre a uno de los partidos más importantes de su vida. Matheus Saroli, hijo de Caio Junior, se salvó de subir al avión de la tragedia por un descuido: se le olvidó su pasaporte.

“Olvidé mi pasaporte”, afirmó para el canal brasileño SportTV.

A través de su cuenta de Facebook, el joven publicó un conmovedor mensaje en el que pide privacidad para su familia.

Así, el futbol nos ha enseñado que ante la adversidad, todos somos uno. No importa que muchos no éramos fans de Chapecoenses, ni que a muchos no nos guste el futbol, lo importante es que son seres humanos que amaban lo que hacían y que, desgraciadamente, perdieron la vida antes de levantar su copa.

*SWAGGER

¿Qué opinas tu?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias Relacionadas

Búsqueda

Buscar