EXTRAÑAS FORMAS EN LAS QUE EL CUERPO TE ADVIERTE QUE ALGO ANDA MAL (PARTE 3)

3. El color de los mocos

Los revestimientos de la nariz producen la increíble cantidad de un litro o más de moco todos los días. Suena a mucho, pero eso moco actúa como barrera protectora, para filtrar el aire que respiramos. Puede aparecer en casi todos los matices, de claro a verde, dependiendo de cómo estés de sano.

Cuando estás infectado con gérmenes que causan resfriados, tus mocos serán claros y abundantes, mientras tu cuerpo trata de deshacerse de ellos. Dos o tres días después, el moco podría volverse blanco o amarillo. Eso es una buena señal: significa que tu sistema inmunológico está trabajando.

Si no eres  capaz de eliminar todas las bacterias, tu sistema inmunológico va a toda marcha, y los mocos entonces podrían volverse verdes. La mirada fija en un pañuelo lleno de mocos verdes es inquietante, pero no hay razón para correr a tomar antibióticos. El color verde es el resultado de las células blancas de la sangre activándose, lo que hace que liberen una enzima rica en hierro llamada mieloperoxidasa.

Tu mejor opción es esperar a que pase el resfrío, porque los antibióticos no pueden tratar las infecciones virales como el resfriado común o la gripe. Si luego de 12 días aún sigues  viendo la materia verde, puede ser un virus bacteriano llamada sinusitis, sobre el que tu médico puede aconsejarte.

 

*periodismo

¿Qué opinas tu?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias Relacionadas

Buscar

Lugares

Categorías

Búsqueda

Buscar
Abrir WhatsApp
1
Hola, aquí nos encontramos para servirte.

Hablanos por WhatsApp, aquí estamos para apoyarte.