CONDONES HECHOS DE HIERBA MÁS FINOS Y RESISTENTES

Una hierba nativa australiana, cuya resina es usada tradicionalmente por los aborígenes para pegar las puntas de lanzas al mango, permite mejorar la producción del látex y fabricar preservativos ultrafinos y resistentes.

Un grupo de científicos de la australiana Universidad de Queensland (UQ) se inspiró en el conocimiento tradicional aborigen para extraer la nanocelulosa de la hierba de spinifex, cuyo nombre proviene de los vocablos latinos spini (espina) y facere (hacer).

Esta nueva nanocelulosa tiene características especiales porque no sólo es muy fina y la más fuerte encontrada hasta la fecha, sino que además “la estructura de sus paredes celulares le da flexibilidad“, dijo a Efe Nasim Amiralian, una de las investigadoras de este proyecto del Instituto Australiano de Bioingeniería y Nanotecnología de la UQ.

 

 

“Como media, se alcanzó un aumento de un 20 por ciento de su rendimiento en lo que se refiere a la presión y de un 40 por ciento respecto al volumen en comparación con la muestra de control del látex comercial”, agregó el experto australiano.

Los científicos creen que pueden seguir mejorando el producto para producir un preservativo que sea un 30 por ciento más fino que los que existentes, sin que sus nuevas características vayan en detrimento de su capacidad para cumplir con los estándares requeridos.

El experto dijo que además de lograr condones más finos y lo más profilácticos posible, el nuevo material permitirá ponerlos en el mercado a un menor precio ya que se utilizaría una menor cantidad de látex para producirlos.

Todo ello podría ayudar a mejorar la aceptación de los preservativos y, en consecuencia, mejorar la lucha contra el VIH y otras enfermedades de transmisión sexual.

 

 

 

*La Opinion

¿Qué opinas tu?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias Relacionadas

Búsqueda

Buscar