Compartir

Alimentos que debes evitar si quieres tener unos dientes blancos

Algunos elementos de nuestra dieta son enemigos del color marfil porque pueden provocar que se amarilleen o que salgan manchas.

Tener los dientes blancos es el complemento perfecto para una bonita sonrisa. Mantenerlos de un color marfil es complicado, sobre todo a causa de nuestra alimentación. Algunos elementos de nuestra dieta son enemigos del color claro de los   dientes  porque tienden a   amarillearlos o provocar manchas    en los mismos.

El   envejecimiento también es uno de los motivos     de que el tono blanco pueda oscurecerse, como explicábamos en  otro artículo. Teniendo en cuenta estos factores hay gente que recurre a tratamientos caros y agresivos o a tiras blanqueadoras adhesivas para ayudar a alterar el color de los dientes.

Pero si lo que realmente buscas es   una sonrisa radiante   y quieres   evitar tomar medidas drásticas   para llegar hasta aquí, toma nota de los alimentos que pueden causar manchas y evítalos en la medida que puedas.

Vino tinto

El vino tinto es un clásico en los temas relacionados con alimentación, especialmente por la controversia sobre si es bueno para la salud (y no, no lo es, porque tiene  alcohol). Si te gusta este fermentado, sintiéndolo mucho tenemos que decirte que puede manchar tus dientes. Sin embargo,  hay maneras de disfrutar del vino  y mantener una sonrisa radiante.

Los productos que contienen sustancias ácidas como el limón y el vinagre pueden afectar negativamente al color de tus dientes.

Combina tu copa con un puñado de almendras para ayudar a contrarrestar las manchas. Los expertos creen que el simple hecho de masticar alimentos duros como las nueces puede ayudar a eliminar la placa de los dientes y mitigar las manchas. Masticarlos también puede ayudar a estimular la saliva que puede neutralizar esos ataques ácidos dañinos.

Curry

¿Tiene ganas de comida india hoy? Aunque las especias exóticas pueden llevar a tus papilas gustativas a dar un paseo, esos mismos aromas también pueden teñir tus dientes, gracias a su profunda pigmentación. La mejor manera de evitar las manchas es hacer que el curry sea una delicia de vez en cuando, tus dientes te lo agradecerán.

Salsa de tomate

«Cualquier cosa que pueda   manchar tu alfombra, puede hacer exactamente  lo mismo en tus dientes«, explica   Kim Harms,  portavoz de la Asociación Dental Americana, a ‘Eat This, Not That’ . Los espaguetis y las albóndigas son platos que se han convertido en platos de nuestra dieta semanal, pero si te preocupa el color de tus dientes, es posible que desees reconsiderarlo.

Refrescos

Ya sea un refresco con azúcar o una versión ‘light’, da igual. Esta bebida burbujeante  se considera ácida para el cuerpo   y, como resultado, es perjudicial para tu salud dental. «Beber agua normal es la mejor opción para tus dientes. Si estás bebiendo algo ácido todo el día, no es bueno.    Beber con una pajita   puede ayudar un poco a evitarlo, pero el líquido normalmente rodea por completo tu boca», explica Harms.

Vinagre balsámico

Las ensaladas son una excelente manera de introducir en tu dieta productos frescos, pero el  vinagre    balsámico que muchos emplean para aderezar el plato puede ser perjudicial para los dientes. No solo por el color oscuro, sino que este líquido   es bastante pegajoso y se quedará en los dientes, lo que puede provocar manchas si no te los cepillas poco después de comer.

Polos

El clásico helado de hielo en un palo puede tener menos calorías que otras opciones a la hora de tomar un postre,   pero debido a su contenido azucarado y la base de zumo de fruta, pueden   robar el brillo de tu sonrisa.

Si necesitas algo para frenar tu ganas de dulce, masticar un chicle sin azúcar puede ayudarte. «Masticar chicle sin azúcar puede ayudar a aumentar la producción de saliva, lo que contribuye a neutralizar y contrarrestar los ataques del ácido», señala Harms.

Limón

El té con limón por la mañana se ha convertido en un elemento básico de las famosas del ‘fitness’. Pero la verdad es que las   frutas cítricas como el limón o la lima son altamente ácidas  y pueden erosionar el esmalte de los dientes, lo que revela tejido amarillo debajo de la superficie. «Debes minimizar la exposición de tus dientes a alimentos ácidos. El ácido se comerá tus dientes», destaca Harms.

Dejar un Comentario