Compartir

TIPS SENCILLOS PARA QUE AHORRAR NO SEA UNA TORTURA

¿Te cuesta trabajo ahorrar dinero, especialmente ahora que pasamos más tiempo en casa? Te damos algunos tips para que el tema de finanzas no sea una tortura.

Te entendemos: ahorrar  dinero  puede ser un proceso muy difícil y que las compras están a la orden del día. ¡Todo es sumamente tentador! Y se intensifica las ganas de redecorar la casa, renovar nuestro closet con  ropa  increíble o incluso pedir comida, que también es un GRAN gasto hormiga. ¿Quieres consejos sencillos para ahorrar dinero? Te damos algunos tips para que al final del año tengas un buen colchoncito de  dinero.

HAZ EQUIPO CON UNA AMIGA

Esta es la misma filosofía que ir al gimnasio: ¡es más fácil cuando vas con alguien más! Se pueden motivar mutuamente, organizarse juntas y cuando una quiera tirar la toalla, ¡se pueden apoyar! Para  ahorrar dinero  pueden tener el mismo proceso de apoyo y organización.

 

DEPÓSITOS PROGRAMADOS

Seguramente en la app de tu banco puedes programar pequeños depósitos de dinero, ¡así que no dudes en agendar estos  ahorros! Incluso si es una pequeña cantidad de  dinero, cuando menos te des cuenta tendrás un buen ahorro sumado que podrás usar más adelante. Si no hay una app disponible, entonces organízate para que cada primero de mes hagas manualmente el apartado. Recuerda: ¡ser disciplinada y organizada son los mejores atributos para  ahorrar dinero!

 

ORGANIZA TUS APARTADOS INMEDIATAMENTE

En el mismo instante que te depositen, es el momento PERFECTO para que organices toda tu agenda financiera. Te recomendamos hacer apartados que se dividan en los  gastos OBLIGATORIOS (agua, luz, gas) , los   gastos EXTRAS (transporte, comidas) y los   gastos SECUNDARIOS(alguna clase que estés tomando, por ejemplo). A final de mes, revisa si pudiste ahorrar algo, y lo que hayas logrado, deposítalo en tu cuenta de ahorros inmediatamente.

PLANTEA UNA META

¡Es hora de motivarse! No es lo mismo  ahorrar dinero  por el simple hecho de ahorrar, que el hecho de tener un objetivo en mente. Unas vacaciones, algún objeto del deseo… ¡ya depende de ti! Eso sí, recuerda que los días pasan y puede que esta meta cambie, y eso no está mal. Sólo no pierdas  la motivación para ahorrar.