Compartir

EJERCICIOS PARA LAS PIERNAS CANSADAS

Movimientos arriba y abajo

Siéntate en la orilla de un sillón apoyándote con las manos hacia atrás (completamente extendidas), pon la espalda recta, estira las piernas  hacia adelante de modo que queden las puntas viendo hacia arriba y súbelas juntas al mismo tiempo hasta que lleguen a la altura del sillón. Después baja poco a poco para que regresen al piso y repite hasta que completes un minuto, teniendo descansos pausados.

El ejercicio de la toalla

Colócate en la misma posición que en el  ejercicio  anterior, pero ahora sentándote y poniendo las piernas en el suelo. Luego, sitúa una toalla gruesa enrollada o un    foam roller    debajo de las rodillas y deslizalo de las puntas hasta los muslos. Vas a repetir la rodada 10 veces, llevando a cabo tres series.

Giros con los pies

Siéntate en una silla como si lo hicieras normalmente (con todo el cuerpo relajado), levanta el pie derecho y haz 8 círculos hacia afuera y 8 círculos hacia adentro con la punta. Baja, cambia de extremidad y replica el ejercicio. Una vez que termines con ambas  piernas, haz de 3 a 4 series más en la medida que lo necesites.

 

Levantamiento de piernas

Acuéstate en la cama o el piso y apoya las piernas en la pared (específicamente los talones) dejándolas totalmente extendidas. No importa si no formas un ángulo de 90º por falta de elasticidad, lo que sí importa es que la circulación fluya con esta posición. Mantente así durante dos minutos, descansa y si lo prefieres, repite una vez más.

Toca las puntas de tus pies

Párate con la espalda completamente recta y los pies juntos, e inclínate hacia adelante sin doblar las rodillas, tratando de tocar las puntas de los pies con las palmas de las manos. Haz pequeños movimientos poco a poco hacia abajo hasta que completes un minuto y luego, siéntate con las piernas estiradas y trata de tocar las puntas, de igual manera por un minuto.