Compartir

«Qué bien te ves, ¿bajaste de peso?» No es un ‘simple comentario’, tienes gordofobia

‘Comí como gordo’ y otros comentarios que no sabías son gordofóbicos

Hablemos de gordofobia. Existe y es mucho más común de lo que imaginas.

¿Qué es la gordofobia?

Se trata de una serie de discriminaciones, objetivaciones y minusvalorizaciones hacia los cuerpos grandes o a los que no cumplen con los estereotipos estéticos marcados por la sociedad, sobre todo a los femeninos. Son consideradas ¿micro?violencias que se han hecho acreedoras a denuncias por exclusión, discriminación disfrazada de presión estética y burlas graves.

Existe un sistema que decidió hacer más valiosos a unos cuerpos, dice que todos debemos ser iguales para ser bellos, si no cumples con sus reglas, eres acreedor de señalamientos, burlas y actos violentos. Todo eso se traduce a una presión social y mental que desata muchísimos conflictos personales.

Algunas marcas sobre todo de moda han visto la problemática y han intentado cambiar a sus modelos en desfiles y campañas por personas con cuerpos más ‘normales’; sin embargo, hay mucho camino por recorrer aún ya que ese tipo de publicaciones reciben millones de comentarios tanto positivos como muy, muy negativos. 

 Los cuerpos grandes han tenido que soportar no ser aceptados por la sociedad, muchas veces se han invisibilizado e incluso culpabilizado por no entrar en un prototipo de ‘belleza’.

Existen muchas personas que son gordofóbicas y aseguran no serlo; en ocasiones lanzan comentarios que no saben, son gordofóbicos, demostrando su desagrado interiorizado hacia los cuerpos gordos.

Estos son algunos ejemplos de comentarios que seguramente no te habías dado cuenta son gordofóbicos, que solapan y hace crecer a ese sistema inhumano, vacío y cero respetuoso y empático:

«Comí como gordo»

Basta con decir que comiste mucho o más de lo que acostumbras… hay un sinfín de posibilidades pero justo ESA señala y ridiculiza a un grupo de personas que para empezar, no tendrías por qué hablar de su cuerpo.

«Tiene una cara súper bonita, se vería hermosa si bajara de peso»

Espera, ¿¡qué!? ¿me estás diciendo que sí es bonita pero sería mucho más si fuera delgada? No amigos, ese no es un cumplido, y para empezar, seguramente la ‘belleza’ no es su objetivo, quizá el tuyo sí.

«Qué bien te ves, ¿bajaste de peso?»

Es muy parecida al anterior. ¿Qué te hace pensar que se volvió bella porque adelgazó? ¿que es mejor tener kilos menos? ah, sí, el sistema.

«Operación bikini, a bajar de peso»

Lee bien: Cualquier persona puede usar bikini, ¡es ropa! no hay prendas exclusivas para un tipo de cuerpo, si te quieres poner un bikini ¡póntelo!

Esa prenda te hace ver más llenita

No, no es un consejo amable. Si alguien está cómodo vistiendo como quiere, ¿por qué tú intentas cambiarlo?

Estos son algunos ejemplos de frases gordofóbicas que debemos olvidar de nuestro vocabulario.