Compartir

Todo acerca de la copa menstrual

Aún hay mucha desconfianza por parte de las mujeres sobre esta nueva opción.

¿Que es la copa menstrual?

La   copa menstrual  es un recipiente que se inserta en la  vagina  durante la  menstruación    para depositar el flujo menstrual. A diferencia de los  tampones, que también se usan internamente, la copa menstrual no absorbe la  sangre. Más bien, se queda contenida en el interior de la copa hasta que se extrae de la vagina y se desecha el líquido.

Tallas de la copa menstrual

Hay varias tallas asociadas a la altura de la mujer, a la musculatura del suelo pélvico    y experiencia en su uso. Las distintas marcas presentan ligeras diferencias.

  • Talla S o pequeña. Indicada para mujeres menores de 18 años y sin relaciones sexuales. Diámetro: 38 mm, longitud: 45 mm, capacidad: 23 ml.
  • Talla M o mediana. Diámetro: 41 mm, longitud: 48 mm, capacidad: 28 ml
  • Talla L o grande. Diámetro: 44 mm, longitud: 51 mm, capacidad: 34 ml y
  • Talla XL o extragrande. Diámetro: 47 mm, longitud: 56 mm, capacidad: 42 ml.

Aunque muchas mujeres ya se han atrevido a usar la  copa menstrual, aún son una gran cantidad la que conserva dudas sobre   qué tan beneficioso es su uso, tanto en términos de practicidad como de higiene. De hecho, esto no es nuevo, pues se comenzaron a producir en los años 30, es solo que   hasta ahora han comenzado a ganar popularidad   por los nuevos materiales en que son fabricadas.

Sabemos que tomar esta decisión de   pasar de los métodos tradicionales a estos poco convencionales puede ser algo muy complicado, por eso te traemos algunas ventajas y desventajas de su uso   para que estés más informada.

¿Como se pone la copa menstrual?

Para colocar la copa menstrual, basta con introducirla todavía cerrada en forma de ‘C’ en la parte inferior de la vagina y girarla para asegurarse de que está bien encajada. Vea paso a paso cómo colocarla, quitarla y mantenerla limpia:

Así como los tampones higiénicos, la copa menstrual es apenas indicada para su utilización durante la menstruación. Para colocar basta:

  1. Sentarse en el inodoro con las piernas bien abiertas;
  2. Doblar la copa como se muestra en el embalaje y en la imagen;
  3. Introducir el colector doblado en la vagina, pero no necesita ser en el fondo de la misma, puede quedarse su puntita un poco afuera;
  4. Gire el colector para asegurarse de que está perfectamente encajado, sin pliegues. Pero también puede alejar la pared de la vagina con un dedo y pasar el dedo índice alrededor de la copa para verificar su colocación.

Para verificar si la copa se abrió correctamente y que está creando vacío, puede aguantar la punta de la copa menstrual y girar lentamente. La posición correcta es más cercana a la entrada del canal vaginal, y no en el fondo como sucede con los tampones. Las siguientes imágenes muestran exactamente lo que necesita hacer:

¿Cómo se quita la copa menstrual?

Cada 8 o 12 horas, la copa menstrual debe ser retirada de la siguiente forma:

  • Sentarse en el inodoro, orinar, secar la vulva y luego abrir bien las piernas;
  • Insertar el dedo índice por un lado, entre la copa y la pared vaginal, para quitar el vacío y facilitar su extracción;
  • Hale la parte final de la copa hasta que salga de la vagina;
  • Descarte la sangre en el inodoro, y lave la copa con agua abundante y jabón propio para la región íntima con pH neutro, secándola al final con papel higiénico. Si está en un baño público, puede usar sólo una botella de agua y secar con papel higiénico.
  • Young woman hands folding a menstrual cup.

Si tiene dificultad para retirar la copa, puede optar por colocarse de cuclillas en el suelo del baño, ya que esta posición facilita el acceso a la copa menstrual. Después de limpia y seca, la copa está lista para ser introducida de nuevo.

¿Cómo se limpia la copa menstrual?

En la primera utilización, antes de cada ciclo y también al final, se debe esterilizar la copa menstrual, para garantizar una limpieza más profunda y la eliminación de microorganismos. La esterilización se puede hacer en una olla o en el microondas, de acuerdo con las recomendaciones:

En la olla:

  • En una olla sólo para la copa menstrual de materiales como peltre, vidrio o acero inoxidable, se debe colocar la copa menstrual y agregar agua hasta cubrirla completamente;
  • Colocar la olla en la hornilla y llevar a fuego hasta que el agua hierva;
  • Después de que hierva, se debe dejar durante 4 a 5 minutos más y luego retirar del fuego;
  • Al final de ese tiempo debe retirar la copa menstrual y lavar la olla con agua y jabón.

No se recomienda el uso de ollas de aluminio o de teflón, ya que liberan sustancias metálicas que pueden dañar la silicona de la copa. Para no correr riesgos, hay algunas marcas de las copas menstruales que venden una olla especialmente para realizar este procedimiento.

En el microondas:

  • Se debe colocar la copa en un recipiente propio para microondas o de vidrio o en una taza de cerámica (sólo para la copa), añadir agua hasta cubrirla y colocarla en el microondas;
  • Encender el microondas y esperar a que el agua hierva. Después de que el agua hierva, debe dejarla allí durante 3 a 4 minutos.
  • Al final de ese tiempo, debe retirar la copa del microondas y lavar el recipiente normalmente con agua y jabón.

Las ventajas

  • Son más baratas a largo plazo.   En un principio puede parecer muy cara a comparación de las toallas y tampones, pero su tiempo de duración compensa el precio; de hecho, si haces cuentas, te sorprenderá saber que   podría salir mucho más barata que los otros métodos.
  • No necesitan ser cambiadas con tanta regularidad como los tampones, pues solo necesitan ser retiradas, vaciadas y lavadas cada 12 horas, a pesar de que este modo de uso   varía según sus características.
  • No absorben humedad, motivo por el cual son extremadamente útiles; esto hace que tu zona íntima no se reseque y que haya una probabilidad menor de   presentar infecciones.
  • Es más ecológica,    pues se caracteriza por ser reutilizable y no generar basura, ahorrando también el uso de  envolturas, cajas o aplicadores.
  • Se siente más natural.  Algunas chicas que las han probado afirman haber experimentado una sensación más relajada,   como si no llevaran nada puesto.

Las desventajas

  • Cuesta acostumbrarse a usarla,  pues puede resultar incómodo el tener que insertarla y retirarla.
  • Hay un contacto mayor con la sangre, por lo cual si eres una persona muy asquienta es mejor que evites usarla; ten en cuenta que tendrás que    ver la sangre, vaciar la copa y lavarla, y así la impresión puede será más intensa.
  • Puede ser más complicado usarla cuando no tienes mucha práctica, por lo cual hay una gran probabilidad de que te manches, hasta que aprendas la forma correcta de hacerlo.
  • Es difícil lavarla en baños públicos.    Siempre tienes que enjuagarla luego de retirarla por lo que necesitas de privacidad, aquella con la que no se cuenta en espacios diferentes al hogar. Para ello, muchas recomiendan   cargar una botella de agua.

Dejar un Comentario