Compartir

¿Sufres de ‘phubbing’? El 87% de los jóvenes lo tienen y sus relaciones sociales peligran.

Este término nació en 2007 de la mano del australiano Alex Haigh, con la llegada del smartphone.

El término ‘phubbing’ se ha formado por las palabras inglesas ‘phone’ (teléfono) y ‘snubbing’ (despreciar). El ‘phubbing’ es una práctica que consiste en el acto de ignorar el entorno al prestar más atención a la tecnología móvil, ya sea un smartphone, ordenador portátil o tablet.

Este hábito da la posibilidad de mantenerse conectado a la red a cualquier hora y en cualquier lugar y es muy común durante las comidas entre amigos, en familia, reuniones de trabajo, incluso hasta en la cama.

Este término nació en 2007 de la mano del australiano Alex Haigh, con la llegada del smartphone. Este joven de 23 años creó un movimiento ‘anti-phubbing’ para concienciar sobre los efectos nocivos de esta práctica de la vida moderna en las relaciones interpersonales.

La especialista en Terapia Familiar Sistémica, Gisela Echevarría cree que las facilidades que ofrecen los smartphone están dando lugar a una serie de dificultades en las relaciones, ya que captan toda la atención de quien los usa por ser llevados a los espacios más íntimos como la cama, el baño o la mesa.

Echevarría afirma que la consecuencia de este hábito es que se olvidan los sentimientos y las experiencias de las personas que tenemos delante por estar conectados con personas que, a veces, no se conocen. “Esa necesidad de estar revisando el teléfono a todas horas viene del miedo a perderse algo, lo cual es absurdo, porque lo que realmente nos estamos perdiendo es la persona de carne y hueso que nos acompaña”, explica la experta.

En su libro, ‘Conéctese con sus hijos para que se desconecten de las redes’ da algunos consejos para evitar depender del smartphone en todo momento, como apagar el teléfono al llegar a casa y al sentarse a comer o desconectar el smartphone al ir al cine, a pasear o al teatro. Además, recomienda que buscar el teléfono no sea lo primero que se haga al despertarse e intentar posponer las respuestas a los mensajes si se interrumpe alguna actividad, a menos que se trate de una emergencia.

En la actualidad, algunas plataformas virtuales ya combaten este hábito como la campaña ‘Stopphubbing’, de los cuales el 87% son adolescentes, según aseguran sus promotores. Además, revelan que el 81% de sus visitantes a la página web (38.900 personas) votan a favor del movimiento.

Los integrantes expresan que los jóvenes prefieren el contacto vía texto que cara a cara y que los restaurantes experimentan 36 casos de ‘phubbing’ en cada sesión de comidas. Además, indican que las personas que practican el ‘phubbing’ ocuparían seis Chinas, que el 97% de las personas afirman que la comida sabe peor cuando sufren el ‘phubbing’ y que las ciudades que más lo practican son Los Ángeles, Nueva York y Londres.

phubbing

FUENTE: http://www.ideal.es/

Deja tu comentario