Compartir

Se tatúa con logos de sus marcas favoritas.

Si se piensa con detenimiento, los logos también son trabajos de arte porque son inteligentes, están bien diseñados y vienen en una variedad de colores, pero ¿son como para tatuárselos en el cuerpo?

Para el artista y tatuador de la India, Jason George, sí lo son. El hombre, autodefinido como una ‘cartelera humana’, luce en su piel los logos de compañías internacionales que han marcado su vida en algún sentido.

“Sé que parece algo demente, pero estas inscripciones son una manera de dar las gracias a las marcas que han tenido un impacto en mi vida”, dice el fundador del local 21 Tatto en Mumbai. También, incluye entre estos a los símbolos de sus canales de televisión favoritos, de celulares, cadenas de comida rápida y sitios de redes sociales. “Todos tienen un lugar especial en mi corazón. Están relacionados con mi vida de alguna manera y me traen muchos recuerdos”.

Detrás de su identidad

Jason confiesa que siempre ha amado los tatuajes porque lo ayudan a distinguirse del resto de la multitud.

“Yo era muy tímido y educado cuando era chico, pero después crecí y tenía la necesidad de sentir que mi identidad era única. Amo los tatuajes, el primero fue una calavera. Fue una elección infantil, pero no me lamento. Ahora, tengo 197 en mi espalda, mi torso y mis piernas y me gusta mucho mirar mi reflejo en el espejo”, reflexiona. Si bien sus padres estaban disconformes con su obsesión, al principio, cedieron cuando se hizo sus retratos en las costillas.

Su pasión por los logos se despertó cuando descubrió que nadie era famoso por ponérselos en el cuerpo y explica: “La gente se inscribe el nombre de sus amores; sin embargo, no los logos que son parte de su vida.

jason-george

FUENTE: http://www.lahora.com.ec/

Deja tu comentario