Compartir

Psicología: ¿Cómo no sentir culpa por todo?

En temas de salud emocional y psicología, a los expertos les ha sorprendido cómo muchas personas crecemos sintiendo culpa por todo. Afortunadamente, podemos corregir esto

Vivir con culpa es algo que hacen muchísimas personas en el mundo. Lo engañoso, es que muchas de esas personas creen que sentir culpa por las cosas buenas que tienen o que les pasan, es una manera «humilde» de vivir, aunque –de hecho– podría ser más negativo y tóxico de lo que se cree. Vivir con culpa (pensando que no mereces ese trabajo, esa casa o cualquier otra cosa) minimiza tus logros, tus deseos y te aparta de las cosas disfrutables de la vida. ¡Y tenemos que corregir eso! Vivir humildemente se trata de no alardear y agradecer las cosas que tenemos en la vida. Vivir con culpa incluso puede ser un trigger para sabotearnos y alejarnos de las cosas que (de hecho) sí merecemos y que nos hemos ganado con esfuerzo. Así, si deseas eliminar la culpa de tu vida diaria, los expertos recomiendan estos tips.

HAZ UNA LISTA DE TUS ESFUERZOS

Mucha gente cree que no hace mucho esfuerzo por sus hijos, su pareja o cualquier otra cosa que sea importante en su vida. Por eso, los expertos en psicología recomiendan hacer una lista de todas esas cosas que has hecho por tus seres queridos, por las cosas que has adquirido y por el trabajo que has cumplido. Es una manera directa de ver que la GRAN mayorñia de tus actividades diarias, van dirigidas a cuidar a los que más quieres, invertir en las cosas que siempre habías deseado y que te esfuerzas por mantener por lo que profesionalmente has luchado. La culpa, muchas veces, reside en la idea de que no «hacemos nada» cuando quizás sea todo lo contrario.

EMPIEZA A DARTE MÁS CRÉDITO POR TUS ESFUERZOS

Ya sea que al final de una meta hagas una lista de todo lo que hiciste, aprendiste (y que puedes corregir), o que reflexiones lo que has hecho por los demás y por ti misma, es hora de que te des el aplauso que mereces por esforzarte en las cosas que haces a diario. Así como un artiste pone su firma al finalizar una obra de arte, no está demás que reflexiones en el esfuerzo que haces y te apapaches a ti misma por un buen trabajo. E incluso si algo no salió bien, ¡alégrate por haberlo intentado!

HAZ UNA LISTA DE LAS COSAS QUE TE AYUDAN LLEGAR A TUS METAS

Haber cumplido con tus pendientes, haber tenido esa importante reunión, haber hecho las compras para que tu hogar no esté vacío… todo eso es muestra de esfuerzo y dedicarle un tiempo a las cosas que amas o que te ayudan a ser mejor persona. Dales vida al dejarlas en papel, y para que veas que no tienes las cosas «por hacer nada». ¡Eso detona las culpas innecesarias!

IMAGINA QUE ERES TU MEJOR AMIGA

¿Tu mejor amiga diría que no haces nada en tu trabajo? ¿Que tienes en mal estado tu hogar? ¿Que no mereces ese hermoso vestido por el que has estado ahorrando una vida? Claro que no. Una buena amiga siempre te apoyará y te hará ver que debes estar orgullosa de tus esfuerzos. Y viceversa: no creemos que tú pienses que tu mejor amiga no hace nada bien o que no merezca las buenas cosas que tiene. ¡Tienes que verte a ti misma con más empatía! De hecho, una de las tendencias más fuertes en psicología, es verte a ti misma como tu mejor amiga… ¡es hora de echarte porras!

ANALIZA DE DÓNDE VIENE EL SENTIMIENTO DE CULPA

Ahora bien, uno de los tips más importantes de los expertos, es analizar de dónde viene el sentimiento de culpa, porque podría ser que hay otros factores que podrían provocarlo y ser una fuente de toxicidad o negatividad. ¿Tienes una pareja controladora? ¿Una amistad tóxica? ¿Una relación de familia compleja? Como siempre, se recomienda no esconder los sentimientos negativos, sino trabajarlos, y ver el origen de esa culpa podría llevarte a nuevos descubrimientos sobre ti y a cambios positivos en tu vida. y no está demás decirlo: verlo con un experto podría darte buenos resultados a corto, mediano y largo plazo.

Dejar un Comentario