Compartir

PROPOSITOS DE AÑO NUEVO QUE NUNCA CUMPLIMOS (PARTE 2)

Gastar menos dinero y ahorrar más

Ser un comprador compulsivo no es un problema que tienen muchas personas, pero quienes están bajo la constante presión de gastarse toda su lana, saben que puede llegar a ser malo. Es así como algunos terminan prometiendo que para el año siguiente, van a dejar los gastos innecesarios a un lado y comenzarán a juntar para cuando las circunstancias lo requieran.

Los descuentos en las tiendas y todas esas tentaciones siempre terminan rompiendo la débil voluntad de aquellos que no tienen un respeto por sus carteras.

Conseguir pareja

El Año nuevo es una de las épocas en las que la gente piensa más en encontrar a una persona especial en su vida. Nadie quiere verse cayendo una vez más en los caminos del ForeverAlone, y menos durante todo un año. Por supuesto, poder hallar una persona que guste de nuestras cualidades, o más difícil aún, nuestras rarezas, se convierte en una prioridad.

Lo cierto es que muchas personas fallan aquí, porque todos los días despiertan pensando que hay un chico o una chica a la vuelta de la esquina, esperando a toparse con ellos y así, ser felices para siempre.

Dejar el trabajo que odias para perseguir tus sueños

Muchas personas despiden al año pensando que es hora de dejar atrás aquel trabajo feo que sólo les produce sufrimiento, para así poder comenzar a hacer lo que siempre habían querido en sus vidas. Se arman de valor, beben y luego beben más, mientras juran que jamás volverán a pisar ese horrible lugar que los tiene atrapados. Pero cuando llega el momento decisivo, se asustan, piensan en las cuentas que tienen que pagar y finalmente, se echan para atrás.

Comenzar un estilo de vida acorde a lo que les apasiona en su vida requiere dedicación, arriesgarse y ser fuertes. Algunos simplemente no pueden con esa presión y dicen “Bah, esto también me deja y no es tan malo”, pero en el fondo, escuchan esa vocesita que les dice cosas totalmente diferentes.

*SOPITAS

Deja tu comentario