Compartir

PAVOS: EL LADO HORRIBLE DEL DIA DE GRACIAS Y LA NAVIDAD

Thanksgiving y Navidad propician que se sacrifiquen más de 40 millones de pavos tan solo en Estados Unidos. Desafortunadamente todos aquellos que festejan estas fechas agradecen todo menos el gran martirio que tuvieron que pasar estos animales para poder estar al centro de sus mesas.

La situación de los pavos hoy en día es mucho peor, pues no están “felices” en una granja y son cuidados por hermosas personas que se preocupan por el bienestar de los animales.

En realidad los pavos ahora se engordan tanto que llegan a pesar el doble de lo que pesaría uno normal. Además, son tan gordos que no tienen la posibilidad de volar, ni de aparearse por sí mismos, por lo que dependen de la inseminación artificial. Estos pavos obesos significan más carne, más dinero y más consumidores felices en Thanksgiving y Navidad. No solo eso. El típico color de dichas aves también ha sido modificado pues el color negro de las alas podía dejar residuos de ese color en la piel, lo que sería asqueroso para los consumidores.

 *SWAGGER

Deja tu comentario