Compartir

Para eliminar la papada, dan luz verde a un fármaco inyectable.

Por ahora, en Estados Unidos. En qué consiste y cuánto cuesta.

Esa molesta grasita que cuelga debajo del mentón de hombres y mujeres podría encontrar una solución sin tener que pasar por el quirófano. Es que en EE.UU. la FDA acaba de aprobar el uso con fines estéticos de una nueva molécula inyectable para eliminar la papada.

Se trata de un análogo sintético del ácido desoxicólico, una sustancia que produce el propio metabolismo humano y que es capaz de disolver las células grasas. Por ahora, la indicación oficial del organismo encargado de regular los medicamentos y procedimientos médicos indica que el nuevo tratamiento –que permitiría evitar una cirugía estética– sólo puede ser utilizado en adultos. Y únicamente cuando “tengan una concentración moderada o severa de grasa bajo su barbilla y siempre bajo la supervisión de un profesional habilitado”.

El tratamiento recién autorizado se denomina Kybella y básicamente consiste en un compuesto químico capaz de disolver la membrana exterior de diversos tipos de células, entre ellas las grasas. Su aplicación es relativamente compleja, ya que la FDA detalló que “los pacientes que sean candidatos a este tratamiento podrán recibir un total de hasta cincuenta inyecciones. Las mismas deberán distribuirse en al menos seis sesiones, con una separación mínima entre cada una de ellas de al menos treinta días”.

La nueva prescripción se aprobó tras la presentación oficial de un estudio que involucró tratar a 1.022 adultos con acumulación –entre moderada y severa– de grasa en la papada. Y los resultados de la investigación mostraron una reducción de la papada en las personas que recibieron el Kybella por sobre aquellas a las que se les inyectó un placebo.

Sin embargo, Amy Egan, directora de Evaluación de Drogas de la FDA, detalló en el comunicado que esa molécula no está exenta de riesgos y eventuales efectos indeseados. “Si la inyección es aplicada en un lugar incorrecto, también puede destruir la membrana de otras células, por ejemplo de la piel”. Otros efectos son inflamación, dolor, enrojecimiento, entumecimiento y hasta podría afectar nervios y músculos adyacentes que pueden actuar sobre la mandíbula, la boca y la garganta. El tratamiento podría estar disponible a mitad de año en EE.UU. a US$ 1.900.

papada

FUENTE: http://www.perfil.com/

Deja tu comentario