Compartir

Muerte celular programada evita malformaciones durante la gestación.

La también llamada apoptosis evita complicaciones como la anencefalia o la espina bífida durante el desarrollo del embrión en el embarazo, revelan investigaciones de la UNAM.

La muerte celular programada o también llamada apoptosis evita complicaciones como la anencefalia o la espina bífida durante el desarrollo del embrión en el embarazo, revelan investigaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La investigadora del Instituto de Fisiología Celular, Susana Castro Obregón, explicó que si las células no mueren, el tubo neuronal, que da origen a la médula espinal y al cerebro, no cierra de forma correcta, situación que se presenta en uno de cada diez embarazos.

La muerte celular es el programa genético por el que se instruye al organismo a eliminar las células que son innecesarias, detalló la especialista, en un comunicado de la Academia Mexicana de las Ciencias (AMC). Otro ejemplo de la importancia de la muerte celular en el desarrollo embrional es en la aparición de los brazos y piernas, pues en un inicio tienen la apariencia de una paleta continua y luego de 12 días, los dedos logran individualizarse, comentó la investigadora.

“Es una combinación de la multiplicación celular de la punta de los dedos y la muerte de las células que están entre ellos, si éstas no mueren las personas nacen con los dedos unidos, una condición denominada sindactilia”, puntualizó.

En el proceso embrionario, cuando aún no se ha desarrollado el sistema inmune, se forman 200 tipos de células a partir de una, de las cuales casi la mitad al final mueren, establece la investigación. Además, en la etapa adulta el sistema inmune es el encargado de eliminar tanto amenazas como a las células que mueren.

muerte celular

FUENTE: http://planoinformativo.com/

Deja tu comentario