Compartir

MOTIVOS “CIENTIFICOS” PARA DORMIR LA SIESTA

La costumbre mediterránea de dormir tras la comida es tan buena para el cuerpo como para la mente. Repasamos 5 razones con fundamento para dormir la siesta.

1. Dormir la siesta ayuda al corazón.

Según un estudio publicado en la revista International Journal of Behavioral Medicine, dormir hasta 45 minutos de siesta ayuda a la recuperación cardiovascular tras una prueba de esfuerzo.

2. Las neuronas nos piden un descanso tras la comida.

Naples.

Según una investigación publicada en la revista Neuron y llevada a cabo por la Universidad de Manchester (Inglaterra), demostraba cómo las neuronas que nos mantienen despiertos acaban “desconectadas” tras la comida, así, la siesta es una respuesta natural del organismo para recobrar energías.

3. Dormir la siesta reduce el riesgo de obesidad.

17491410126_a655967616_z

La Universidad de Navarra (España) y publicado en la revista Obesity Facts, concluía que dormir menos de 5 horas diarias aumentaba el riesgo de obesidad; sin embargo, si añadíamos un tiempo de siesta diario, esta tendencia a la obesidad se convertía en una herramienta de mantenimiento de peso saludable.

4. La siesta restaura nuestro sistema inmune.

Según un estudio publicado en la revista Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, una siesta de apenas 30 minutos es capaz de restituir el impacto hormonal tras una mala noche (haber dormido poco).

5. Dormir la siesta nos pone más alegres y positivos.

Una investigación publicada en la revista Cerebral cortex concluyó que durante una siesta prolongada (de entre 45-90 minutos), mejora nuestro estado de ánimo posterior y somos más empáticos a la hora de evaluar las emociones de los demás.

Deja tu comentario