Compartir

¿LEEN LOS PERROS LA MIRADA DE LOS SERES HUMANOS?

La relación entre seres humanos y perros, frente a la relación con cualquier otro animal, no solo es muy distintiva, sino muy antigua.

Lo que quiero destacar aquí, ahora, es la lectura especial que estos animales hacen del movimiento de los ojos, de la mirada humana. Esto, al parecer, se debe, al menos en parte, a que la esclerótica humana (contrariamente a la del resto de los animales) es blanca, lo que permite al perro observar con facilidad el movimiento y dirección de la mirada junto, por supuesto, al propio movimiento de la cabeza.

Ello representa una excepcional ventaja a la hora de cooperar en estrategias de caza o de otro tipo, sin que medien sonidos o alertas de cualquier otra naturaleza (como pudiera ser, por ejemplo, el movimiento de la cabeza que acabo de mencionar) y lo convierten, por ende, en un enorme valor para la supervivencia.

Resultado de imagen para PERROS GIF

Varios experimentos avalan lo que acabo de señalar al mostrar que los perros son capaces de seguir el movimiento de los ojos de las personas y leer además intenciones en sus caras, aun manteniendo fija la cabeza, cosa que no hacen otros animales (ni siquiera los lobos), excepto quizá los chimpancés.

Es más, los perros parecen especialmente atentos siempre a las miradas y caras humanas. Y esto, se ha especulado, ha sido debido a una especialización de sus cerebros a través de cambios genéticos que bajo presiones selectivas (evolutivas) han ocurrido en el transcurso de ese largo periodo de colaboración mutua entre ambas especies.

Curiosamente, todavía hoy no se sabe si los neandertales tenían la esclerótica del ojo blanca como los humanos modernos. De haber tenido los neanderthales la esclerótica oscura, como la de los chimpancés, se explicaría, al menos en parte, esta supuesta ausencia de cooperación y comunicación neanderthal-perro, cosa ocurrió de manera totalmente diferente con el ser humano.

Resultado de imagen para PERROS GIF

FUENTE: http://www.huffingtonpost.es/

Deja tu comentario