Compartir

Lago ‘cae’ en misterioso agujero.

Este fenómeno natural sucede cada año. El hecho atrae a los turistas curiosos.

En un lago de Oregón, EE. UU., aparece todos los años un gran agujero por el que se cuela el agua.

El misterioso agujero es el resultado de un tubo de lava abierta y, según los expertos, el agua que desaparece por el agujero puede recargar el acuífero de los manantiales de la montaña, según informa el diario. Es así como nace la historia del lago que va desapareciendo de forma enigmática, gracias a que el agua se escurre por dicho hoyo en el terreno que parece no tener fondo.

El agujero ha estado en este lugar desde que se tiene memoria. Esta característica geográfica se encuentra por toda la región de Oregón, según la información concedida por el portavoz del Bosque Nacional Willamette, Jude McHugh, al diario local The Bulletin.

Explicación

Los tubos de lava se forman cuando el flujo de la lava se endurece cerca de la superficie, pero la lava continúa fluyendo cuesta abajo más cerca del interior, que todavía se mantiene cálido. Si la lava consigue salir antes de solidificarse deja atrás algo parecido a un túnel que queda al descubierto inmediatamente o al cabo del tiempo debido a la erosión.

Según McHugh, el agua que desaparece en el agujero probablemente recarga el acuífero que a su vez alimenta los manantiales en las montañas. Existen agujeros de lava similares en Fish Lake, a unos pocos kilómetros al oeste de Lost Lake. Ambos lagos pasan por un ciclo estacional.

“Se llena en invierno, cuando la entrada [de agua] es superior a la tasa de drenaje, y luego se seca y se convierte en un prado”, precisó McHugh.

Estudio

George Haller, de la ETH Zurich, y Francisco Beron-Vera, de la Universidad de Miami, afirman que algunos de los gigantescos remolinos -pueden superar los 150 kilómetros de diámetro- que giran y van a la deriva a través del océano son matemáticamente equivalentes a los agujeros negros. Nada atrapado en ellos consigue escapar.

Con ayuda de imágenes satelitales y una nueva técnica matemática, Haller y Beron-Vera descubrieron que algunos de los grandes remolinos de los océanos se parecen mucho a los agujeros negros. Como sus homólogos en el espacio, tienen barreras en las que las partículas de fluido se mueven en bucles cerrados, de forma similar a la trayectoria de la luz en una esfera de fotones.

agujero lago

FUENTE: ww.lahora.com.ec

Deja tu comentario