Compartir

“LADY BIRD” UN BRILLANTE ANHELO ADOLESCENTE

Es el año 2002. Una joven llamada Christine “Lady Bird” McPherson (Saoirse Ronan) se enfrenta a su último año en el instituto en la ciudad californiana de Sacramento, de la que la estudiante quiere huir para empezar una nueva vida. Eso si consigue una plaza en la universidad que quiere, aprende a relacionarse con su madre (Laurie Metcalf) y sobrevive a sus desventuras académicas y sentimentales con sus compañeros de clase.

Greta Gerwig, la directora de “Lady Bird” escribe y dirige la historia de una adolescente que, a falta de unos meses de empezar la universidad, está en crisis con todo aquello que le rodea: la búsqueda de universidad, la crisis econónica familiar, la problemática relación con su madre y el despertar sexual. Ese cóctel de hormonas y dudas está manejado de mano maestra en una película que recuerda a ‘An education’ y la reciente ‘Al filo de los diecisiete’, pero que rápidamente encuentra su camino a base de corazón, humor y el excelente dibujo de sus personajes.

‘Lady Bird’ es una película madura y llena de verdad que se beneficia de la distancia emocional y de aprendizaje que la película toma respecto a la propia juventud de la directora. No es casualidad que la acción se desarrolle en 2002, cuando Gerwig no había cumplido aún los 20 años.

 

*fotogramas

Deja tu comentario