Compartir

¿LA OBESIDAD TIENE MAL OLOR?

El alcance de este sesgo negativo hacia personas obesas sería mayor de lo pensado

A algunas personas le puede molestar tanto la obesidad que imaginan un mal olor relacionado, según un nuevo estudio. Los participantes del estudio, a quienes se le mostraron fotografías de personas obesas y delgadas mientras olían sustancias inodoras, calificaron peor las “muestras de aromas” cuando coincidían con las imágenes de personas obesas.

“Nuestros resultados sugieren que los individuos podrían tener prejuicios tan fuertes hacia las personas obesas que interferirían en la percepción olfativa, aunque no sean conscientes de esa mirada negativa”, dijo por e-mail el autor principal, Andrew Ward, investigador especializado en psicología de Swarthmore College, Pensilvania.

En International Journal of Obesity, su equipo publica los resultados obtenidos de un grupo de estudiantes universitarios en dos estudios. En el primero, 67 participantes miraron 12 imágenes: cuatro de personas obesas, cuatro de personas delgadas y cuatro de objetos inanimados (“distractoras”). Mientras observaban cada imagen, un investigador les colocaba la muestra inodora debajo de la nariz.

Los participantes calificaron peor los “aromas” emparejados con las fotografías de personas obesas que las muestras con las imágenes de personas delgadas. Pero el equipo repitió el estudio con imágenes adicionales porque los resultados no parecían completamente claros. Esta vez, participaron 175 estudiantes.

Meadows opinó que el estudio se suma a la evidencia disponible de cómo las personas obesas rechazan sus propios cuerpos.

mal-olor

Deja tu comentario