Compartir

LA HISTORIA MILITAR DE LAS CREMALLERAS

Se popularizaron cuando la Armada estadounidense solicitó 10.000 de ellos. Los cierres de cremallera (zippers) se popularizaron a partir del momento en que la Armada estadounidense solicitó, en 1918, 10.000 de ellos para los rompevientos de vuelo. El cierre corredizo antecesor del de cremallera fue inventado por el ingeniero estadounidense Whitcomb Judson, en 1893. Su “cierre de ganchos” servía para abrochar las altas botas que en ese tiempo estaban de moda entre los hombres. Pero su uso resultaba engorroso.

El avance que permitió la fabricación de los cierres modernos se produjo 20 años después, cuando el ingeniero sueco Gideon Sundback fue contratado por Judson Sundback. Sundback diseñó el sistema Hookless 2 (“sin ganchos”) e inventó la maquinaria para fabricar los dientes y fijarlos a la cinta de tela.

A partir de la compra realizada por la Armada de Estados Unidos, se tornó en uno de los objetos más comunes. Consiste en dos tiras de tela, con dientes de metal o plástico en uno de sus bordes. Estas tiras son las cremalleras. Los dientes están escalonados; los de un lado tienen una saliente y los del otro un hueco. Cuando se juntan, por acción de una corredera, se traban.

Al cerrarse, las dos cremalleras entran en cierto ángulo en la corredera de metal y allí se engranan. Al retroceder la corredera para abrir el cierre, ocurre lo contrario: los dientes cambian de ángulo y se destraban.

zipper

Deja tu comentario