Compartir

LA EXTRAÑA PRÁCTICA DE LAS LIBÉLULAS

Cuando sales con amigas y de repente se acerca alguien a ligarte, muchas veces es difícil quitártelo de encima.

Por más que le dices que vienes con amigas, o que no estás interesada, suelen insistir hasta que solo piensas ‘mejor me hubiera muerto de chiquita’.  Tú no puedes simular que te da un coma de repente, como la señora de WhatsApp, mucho menos fingir tu muerte.  Pero las libélulas sí.

Rassim Khelifa, un investigador de la Universidad de Zurich, pudo observar cómo la libélula halcón hembra (Aeschna juncea) se deja caer en picada cuando es perseguida por un macho.

De acuerdo con el investigador, 27 de 31 hembras simulan caer en picada y fingen su muerte para evitar a los machos. De esas 27, 21 tienen éxito.

*SWAGGER

Deja tu comentario