Compartir

GRANDES SENOS, GRANDES COMPLEJOS

Contrario a lo que muchos creen, tener senos grandes afecta el autoestima de mujeres más de lo que se pensaba, reveló un nuevo estudio.

De acuerdo con la investigación,  publicada en la revista  Plastic and Reconstructive Surgery,  las mujeres con senos irregulares y aquellas con pechos más grandes de lo común  pueden caer más fácilmente en  problemas de salud mental, que van desde una menor autoestima hasta  trastornos de la alimentación.

El asunto ha preocupado a especialistas porque, la asimetría de los senos es  extremadamente común.

Para estudiar el tamaño de los senos y su relación con  la salud mental,  el doctor  Brian I. Labow, autor principal del estudio y cirujano, midió junto con su equipo  una variedad de senos, la mayoría de los cuales eran asimétricos o anormalmente grandes.

El estudio incluyó un total de 59 mujeres jóvenes, de 12 a 21 años de edad.  Todas tenían pechos diferentes, y encontraron que  alrededor del 40% de ellos tenían deformidades mamarias tuberosas, condición que impide a el desarrollo “normal” o simétrico de los senos.

A las participantes se les dijo que respondieran tres cuestionarios: una encuesta corta de salud, una de  escala de autoestima de Rosenberg y una prueba de hábitos al  comer. El objetivo de las pruebas era averiguar qué tan bien funcionaban psicológica y socialmente.

 

Las voluntarias con pechos grandes y asimétricos tenían complejos, mayores tendencias a caer en desórdenes alimenticios y se sentían avergonzadas por su cuerpo.

Los autores del estudio destacan que esto no significa  que la cirugía  sea la solución, especialmente para menores de edad. En cambio, indicaron que es importante reforzar la aceptación de los distintos cuerpos y las distintas alternativas de terapia psicológica que existen.

VIA*Rebel Circus

Deja tu comentario