Compartir

El ladrón forzado a comer bananas para expulsar el collar que se tragó.

Está acusado de haber robado un collar de oro y habérselo tragado. Ahora, está siendo sometido a una dieta especial de bananas y líquidos para que lo expulse.

Es el caso de un supuesto ladrón en India, Anil Yadav, que fue atrapado tras una persecusión de la policía y el público y acusado de robarle a una mujer un collar valuado en US$995.

Yadav fue sometido a la dieta después de que las radiografías que se le tomaron mostraron la joya alojada en el esófago. El collar, que tiene un pendiente, ahora llegó al estómago. Yadav, de 30 años, le arrancó el collar -que pesa 25 gramos- a la mujer de 52 años cuando caminaba hacia su casa en Bombay el lunes, le dijo a la BBC el oficial de policía Rahul Pawar.

“Después de que la dama pidió auxilio, nuestra patrulla y miembros del público lo perseguimos y atrapamos”, dice pawar. “Lo registramos en la estación de policía pero no encontramos el collar. Entonces algunos de quienes lo persiguieron dijeron que lo habían visto tragarse algo”.

Yavad fue trasladado a un hospital y sometido a una radiografía que reveló el collar dentro de su cuerpo. El policía asegura que los médicos ahora lo están alimentando con la dieta de plátano y una vez que el collar sea recuperado se le entregará a la dueña.

¿DIETA EFECTIVA?

No es la primera vez que un ladrón es sometido a esta dieta especial. En 2007, la policía usó un método similar para extraer un collar de oro de un ladrón en el este de India. Y el año pasado, la policía de Bombay alimentó a un sujeto con 36 bananas para recuperar propiedad robada. Los médicos, sin embargo, dicen que las bananas en realidad no funcionan como laxantes.

MÉTODO “PRIMITIVO””

“Lo único que los plátanos hacen es añadir volumen a los excrementos”, le explica a la BBC el doctor Debangshu Dam, quien reside en Nueva Delhi.

“Comer muchos plátanos causa un reflejo gastrocólico que lo hará pasar a las heces. Pero es un método muy primitivo, no es lo que se hace médicamente. Entiendo que esto ocurrió en una estación de policía en la región rural de India, pero no puedo entender por qué dan bananas en un hospital cuando fácilmente pueden usar laxantes”.

El doctor Dam afirma que una endoscopía sería una forma mucho más sencilla de recuperar algo en el estómago de una persona. Pero esto requeriría de un gastroenterólogo y el uso de un quirófano durante al menos media hora. Y eso es costoso.

“Así que probablemente esa fue la forma más barata y más sencilla, pero también es la más sucia”, dice el médico.

Lo que no se sabe es si la dueña del collar tendrá ganas de volverlo a usar. En el caso ocurrido en 2007, se obligó al hombre que se tragó el collar a lavarlo antes de entregárselo a la dueña.

ladron collar

FUENTE: http://www.paginasiete.bo/

Deja tu comentario