Compartir

CREAN UNOS PALILLOS CHINOS COMESTIBLES

Marushige Confectionery, una empresa localizada en Nagoya, Japón, desarrolló recientemente un novedoso producto, que a primera vista parece un par de palillos ordinario, ligeramente rústico.

Pero una mirada más cercana revela que la textura es diferente a la madera, y mientras estos palillos son lo suficientes firmes para recoger los bocados de comida, no son tan duros como para darles un mordisco.

Los novedosos palillos están hechos de un tipo de juncos utilizados para hacer las tradicionales alfombras japonesas tatami.

Los palillos comestibles se hacen utilizando igusa cultivado en Kumamoto, en la isla sureña de Kyushu. Aunque Kumamoto sigue siendo el principal productor de igusa de Japón, la demanda de la planta ha ido disminuyendo en los últimos años, por un cambio a los materiales de construcción más modernos en los hogares japoneses, así como un aumento de los tatamis importados. El proyecto del palillo comestible nació como un deseo de ayudar a preservar y promover la cultura de la producción de igusa doméstico.

 

*PERIODISMO

 

Deja tu comentario