Compartir

Conoce a Yi qi, el dinosaurio chino que pone en duda el origen de las aves.

El hallazgo se llevó a cabo por un equipo perteneciente a la Academia China de Ciencias de Pekín dirigido por Xing Yu.

Cuando tantos paleontólogos pensaban que el origen de las aves tal como las conocemos hoy era claro y conciso gracias a los dinosaurios, aparece Yi Qi, un nuevo espécimen descubierto en China, de minúsculo tamaño, con alas de murciélago y que volaba como tal.

El hallazgo se llevó a cabo por un equipo perteneciente a la Academia China de Ciencias de Pekín dirigido por Xing Yu. Los científicos han presentado en sociedad al nuevo miembro de nuestra historia jurásica a través de la revista Nature considerándolo como un dinosaurio bizarre, es decir, extraño y estrafalario. Pero más allá de esas consideraciones, es evidente que el fósil hallado data de unos 160 millones de años atrás en el tiempo y es coetáneo con los primeros reptiles que evolucionaron hacia la aparición de las alas.

Particularidades de Yi qi

Veamos ahora algunas particularidades sobre el nuevo hallazgo que pone en duda tantas teorías:

  • Se le ha bautizado como Yi qi, puesto que estos dos vocablos chinos significan «Ala extraña».
  • Pertenece al grupo conocido como scansoriopterígidos, reptiles jurásicos de pequeño tamaño relacionados con los dinosaurios carnívoros.
  • Según estimaciones, no debía pesar más de medio kilo como máximo.
  • Vivió en el período Jurásico, justo antes del Cretácico, de la que son característicos dinosaurios como el Tirannosaurus rex, en contra de la creencia popular.
  • Yi qi tiene plumas similares a las que hoy en día vemos en animales como el pavo real.
  • Posee un hueso cilíndrico que va desde la muñeca hasta el final del ala y que supuestamente le debía servir para planear o aletear como si de un murciélago o ardilla voladora se tratase.

Dudas alrededor de Yi qi

Otros científicos de renombre en el campo de la paleontología como Padian advierten de que es difícil que Yi qi pudiese aletear y planear, según sus observaciones del peculiar hueso estiliforme. Además, dado que la mitad inferior de dinosaurio no se ha preservado y la reconstrucción se basa en los conocimientos adquiridos sobre los scansoriopterígidos, el investigador añade que este tipo de vuelos se basan en el centro de masa en congruencia con el de vuelo, y en este caso no se da tal circunstancia.

Más allá de teorías científicas, debemos congratularnos por este fantástico descubrimiento capaz de poner patas abajo todo cuanto sabíamos sobre las aves y su origen. De confirmarse la veracidad del hallazgo y encontrar nuevas pruebas, un pequeño animalito como Yi qi habría vuelto a cambiar las respuestas a algunas de las eternas preguntas del universo, como la aparición de las aves, su origen y su capacidad de volar.

Un hallazgo verdaderamente fascinante, ¿no lo crees?

yi qi

FUENTE: http://curiosidades.batanga.com

Deja tu comentario