Compartir

Cómo reconocer un correo fraudulento.

Para que no te conviertas en víctima, hoy te vamos a entregar varios consejos para reconocer un e-mail fraudulento. Compártelo con tus amigos, así tampoco caen en las trampas.

La forma para distinguir correos fraudulentos están en pequeños detalles. Si recibes uno, revisa los siguiente:

  • Ortografía y caracteres: Si un banco o institución financiera te envía un correo con faltas de ortografía o caracteres que suelen ser los de un teclado diferente al español, sospecha de inmediato.
  • Diseño: Los estafadores tratan de imitar la planilla utilizada por las empresas. Busca un correo del banco y compáralo con el supuestamente fraudulento. Hay diferencias claras si los pones lado a lado.
  • Razón: Una catástrofe, error de sistemas y cuenta en peligro. La idea de estos mensajes es alarmarte y hacerte caer fácil. Ten en claro que si hay algo grave con tus finanzas, tu banco te va a contactar. En caso de dudas, entra directamente a la página oficial escribiendo la dirección tú mismo en la barra del navegador.
  • Ofertas tentadoras: Por ser buen cliente entras al sorteo de un iPad u otro premio codiciado, solo debes dirigirte al enlace que te entregan. Al llegar a la supuesta página del concurso, verás como te piden ingresar tus datos.
  • Siempre revisa el link: Antes de hacer clic sobre un enlace existente dentro de un correo electrónico, presiona sobre este con el botón derecho del ratón y selecciona la opción.
  • Copiar dirección del enlace. Pega la dirección en un procesador de texto, puede ser el bloc de notas o TextEdit. Mírala con cuidado, lo más común es que se distinga por pocos caracteres de la real o, que sea completamente diferente.

Ten cuidado, estate alerta y, si crees que el correo puede ser real, siempre ingresa a la página escribiendo tú mismo la dirección en la barra del navegador. No está de más llamar al número de atención de clientes para confirmar. ¿Has recibido mails fraudulentos?

correo fraudulento

FUENTE: http://tech.batanga.com/

Deja tu comentario