Compartir

CIRJUANO MARCA SUS INICIALES EN LOS HIGADOS DE SUS PACIENTES

Un cirujano inglés de renombre literalmente dejó su huella en el hígado de dos pacientes que operó en 2013, y ahora espera su veredicto por cargos de asalto con agresión física. Simon Bramhall, de 53 años, se declaró culpable de los cargos en un caso sin precedentes en el sistema de justicia penal británico.

Bramhall esculpió “SB” en los hígados que trasplantó en un paciente masculino y uno femenino en el hospital Queen Elizabeth de Birmingham, donde trabajó durante 12 años antes de renunciar en 2014. El médico podría haberse salido con la suya, si un colega no hubiera notado las iniciales mientras realizaba una operación de seguimiento en uno de los pacientes.

Las iniciales fueron marcadas con un haz de argón, que los cirujanos usan para detener el sangrado durante las operaciones hepáticas. Las inofensivas marcas dejadas por el rayo generalmente desaparecen después de un tiempo, pero en este caso, las reveladoras señales todavía estaban en su lugar en el momento de la cirugía de control, y Bramhall quedó expuesto, convirtiéndose en sujeto de una investigación disciplinaria interna.

Si bien los fiscales tienen más trabajo por delante, el cirujano se declaró culpable esta semana de dos cargos de agresión, y se declaró inocente de los cargos que lo acusaban de causar daños corporales. Los nombres de los dos pacientes se mantienen confidenciales.

*PERIODISMO

Deja tu comentario