Compartir

Así es Chip, la computadora de 9 dólares.

Este dispositivo dirigido a entusiastas de la tecnología tiene un precio muy bajo, pero incluye lo necesario para funcionar como computadora; es similar a la Raspberry Pi.

La computadora se llama Chip. Y tiene un precio de 9 dólares (en Estados Unidos). Claro, no es una supercomputadora ni intenta serlo: como la Raspberry Pi u otros dispositivos similares, está pensada para quienes necesitan una computadora sencilla, compacta, programable y abierta (para adaptarla a las necesidades propias).

No es una PC: más bien, puede funcionar como un pequeño y económico servidor, un dispositivo para automatizar alguna función, etcétera. Aunque también se puede usar como una computadora de escritorio bien básica:los modelos con Raspberry Pi, por ejemplo, se usan como reproductores multimedia, como computadoras para chicos (de cien dólares) y mucho más; aunque no ganará premios por su velocidad, es posible acceder a la Web, editar documentos, etcétera.

Como el de la Raspberry Pi (que tiene un precio de 35 dólares), el hardware de Chip es modesto: un procesador Allwinner 13 de un núcleo a 1 GHz, 512 MB de RAM, 4 GB de almacenamiento interno, Wi-Fi y Bluetooth incorporados, y un puerto USB, además de una salida de video analógico. Para conectarlo a una pantalla digital (VGA o HDMI) habrá que pagar entre 9 y 15 dólares adicionales.

Y por 50 dólares se obtiene el Chip, mas una pantalla táctil de 4,3 pulgadas y un teclado incorporado, que lo transforman en una computadora de mano. ¿Sistema operativo? Debian, una distribución de Linux. El hardware también tiene un diseño abierto (todo el diseño del motherboard está disponible), y dos conectores para sumarle periféricos especiales, según reportan en Makezine.

Chip fue presentado en el sitio de financiamiento colectivo Kickstarter; buscaba 50.000 dólares y ya tiene 700.000 dólares prometidos por casi 14.000 entusiastas de la tecnología que buscan un dispositivo económico con el que jugar y probar cosas.

FUENTE: http://www.lanacion.com.ar/

Deja tu comentario