Compartir

ASÍ DAÑAS TU SALUD AL USAR CLORO

Si desinfectas tu hogar, oficina e incluso, hasta el agua con cloro, piénsalo dos veces, porque al abusar de su uso, frecuencia y dosis podrías poner en riesgo tu salud y de las personas que conviven contigo.

Efectivamente, la función del cloro se limita a eliminar las bacterias o virus, pero es tal su fuerza que una gran cantidad permance en el cuerpo por lo que puede ocasionar serios daños al organismo, según reveló un estudio de la Universidad de Lovaina (Bélgica).  A continuación te exponemos los más comunes.

 

Piel

El cloro es altamente corrosivo puede provocar ardor, comezón y dermatitis.  Utiliza guantes y ventila mientras lo uses.

Ojos

Nadar sin protección en los ojos puede provocar irritación, ardor e infecciones oculares. Recurre al uso de goggles para protegerlos.

Nariz

Inhalarlo puede afectar las vías respiratorias generando asma, tos y opresión en el pecho. Los más afectados son los niños y mujeres, debido a las tareas del hogar, advierte un reporte de la organización Women’s Voices for the Earth.

 

Considera un sistema de purificación del agua para tu hogar. Eliminará las toxinas antes de usar el agua para cocinar, limpiar y bañarse. Puedes usar filtros de agua en lavabos y regaderas. Si te expusiste al cloro, debes limpiar tu cuerpo de inmediato. Usa jabones y detergentes orgánicos o completamente naturales, porque son mejores para su piel. Hay muchos tipos de jabón disponibles que no son tóxicos.

Siempre bebe agua purificada. Es incluso mejor el agua purificada y oxigenada que brinda más oxígeno a tu cuerpo.

 

 

*Salud180

Deja tu comentario