Compartir

A 91 años de su natalicio, te dejamos 8 curiosidades sobre ‘Chespirito’

Roberto Gómez Bolaños, mejor conocido internacionalmente como ‘Chespirito’, nació el 21 de febrero de 1929 en la ciudad de México. Falleció el 28 de noviembre de 2014, a los 85 años, en la ciudad de Cancún, Quintana Roo.

Creador de entrañables personajes como El Chavo y El Chapulín Colorado, se convirtió en el ídolo de la infancia de varias generaciones no sólo en nuestro país, sino en Centro y Sudamérica, en donde hasta la fecha, la gente le rinde culto.

A 91 años de su natalicio, te dejamos algunos datos curiosos sobre su vida, unos quizá ya los sabías, otros quizá te sorprenderán, pero vale la pena recordarlos.

Francisco Gómez Linares, su padre, era un famoso pintor, retratista y caricaturista de principios del Siglo XX. Trabajaba retratando a políticos mexicanos y extranjeros, así como haciendo ilustraciones para periódicos y revistas de la época. Sus obras, se encuentran expuestas en el Hotel Gunter de Texas.

Se dice que Elsa Bolaños Cacho, su madre, estuvo a punto de perderlo durante el embarazo, debido a que consumió un medicamento para la gripe, que fue recetado por su hermano (tío de Roberto).

¿Sabías que fue boxeador? Sí, durante la secundaria practicó box, y en el primer año de preparatoria, fue subcampeón de dicho deporte. En el tercer año, se coronó como campeón de boxeo, sin embargo, prefirió no dedicarse de manera profesional a  este.

A pesar de tener una larga trayectoria como guionista, su carrera como actor empezó un poco tarde, puesto que fue hasta los 39 años que le dieron la oportunidad de participar en el programa ‘Los supergenios de la mesa cuadrada’, en 1968, pues al ser el escritor, era el único que conocía los diálogos de un actor que no se presentó, y se transmitía en vivo.

El 20 de junio de 1971, se transmitió el primer capítulo de ‘El Chavo del 8’, cuando Gómez Bolaños contaba ya con 42 años de edad. A pesar de que los personajes de la serie eran unos niños, este no era un programa infantil, sino familiar, cuyo slogan fue ‘el programa número uno del humorismo blanco’.

‘Chespirito’ es un apodo que le impuso el director de cine Agustín P. Delgado, y es un diminutivo de ‘Shakespeare’, pues consideraba que su talento para escribir, era similar al del reconocido dramaturgo inglés, escritor de obras clásicas como Hamlet y Romeo y Julieta.

Otro dato cultural curioso, es referente a la música de inicio de ‘El Chavo’, que es una pieza del productor de música electrónica, Jean-Jaques Perrey, ‘El elefante nunca olvida’, una adaptación de la ‘Marcha Turca del compositor alemán de música clásica, Ludwig van Beethoven.

Aunque al principio fue una coincidencia, Roberto desarrolló una afición por la ‘CH’, que se ve reflejada en el nombre de todos sus famosos personajes: El Chavo, el Chapulín Colorado, el Chómpiras, el doctor Chapatín, Chaparrón Bonaparte, y Vicente Chambón, protagonista de otra serie creada por Chespirito, llamada ‘La Chicharra’. Además, utilizó y creó palabras que también incluían dichas letras: chanfle, chiripiorca, chipote chillón.

Dejar un Comentario