Compartir

SHAKIRA HABLA DE LOS SACRIFICIOS QUE HIZO EN SU RELACIÓN CON PIQUÉ

La cantante colombiana habla como nunca de su ruptura con el futbolista del Barcelona, aceptando que son los días más difíciles de su vida.

Shakira  escogió la revista  Elle  para confesarse sobre su rompimiento con  Gerard Piqué, el hombre de quien se enamoró locamente tras el Mundial de Sudáfrica 2010. Con el corazón en la mano, la cantante decidió romper el silencio y luego de 4 meses de anunciar su separación ofreció una entrevista en la que calificó su actual conflicto personal como las “horas más difíciles y oscuras”.

“Ha sido difícil no solo para mí, sino también para mis hijos. Increíblemente difícil. Tengo paparazzi acampando frente a mi casa, 24/7. Y no hay un lugar donde pueda esconderme de ellos con mis hijos, excepto en mi propia casa. Ya sabes, no podemos dar un paseo por el parque como una familia normal o ir a tomar un helado o hacer cualquier actividad sin que los fotógrafos nos sigan”, afirmó.

Y al recordar que  siendo artista, debía presentarse en diferentes escenarios, recordó los sacrificios que hizo, sabiendo que tenía a su lado a un jugador de fútbol que se encontraba en pleno auge de su carrera y que además se convirtió en madre en los primeros años de la relación.

“Entendí que mis viajes y esa existencia nómada tenían que quedarse en un segundo plano, que mi carrera tenía que pasar a un segundo plano (…) Gerard, como futbolista, quería jugar al fútbol y ganar títulos, y yo tenía que apoyarlo. Quiero decir, que uno de los dos tuvo que hacer un sacrificio, ¿no? O dejaba su contrato con el Barcelona y se mudaba a Estados Unidos conmigo, donde está mi carrera, o yo tendría que hacerlo en su lugar”, mencionó la cantante resaltando que hizo grandes cambios en su vida para ser feliz con el padre de sus hijos.

Declarando nuevamente su amor, revivió los pasos que dio cuando le entregó su amor al jugador del Barcelona, sin temor a nada y decidida a iniciar una nueva vida.

“Uno de los dos tuvo que hacer ese esfuerzo y ese sacrificio. Y lo hice. Puse mi carrera en segundo plano y me vine a España, a apoyarlo para que pudiera jugar al fútbol y ganar títulos. Y fue un acto de amor”, reconoció sin reparo alguno. (E)

*ELUNIVERSO