Compartir

¿POR QUÉ TE CONVIENE RECIBIR EDUCACIÓN FINANCIERA?

Las deudas interminables, las estafas y los fraudes se podrían solucionar con una educación financiera de calidad.

Cuando empezó la pandemia, Peeptrade (una empresa que originalmente se dedicaba a organizar concursos universitarios de inversión a nivel internacional) en conjunto con la Bolsa Mexicana de Valores, creyeron que poniendo algunas herramientas educativas al alcance de la gente, iban a poder aprovechar los tiempos de confinamiento en algo productivo, que en este caso iba a ser aprender de finanzas, pero nunca se imaginaron el tamaño del problema que enfrenta México. Ahí se encontraron con cifras verdaderamente exorbitantes, empezando con que más del 70% de la gente no ha recibido ningún tipo de educación financiera. Y los datos de la última Encuesta Nacional de Inclusión Financiera, llevada a cabo entre la CNBV y el INEGI en 2018, reflejan justo eso:

  • El 25% de la población adulta no tiene ningún producto financiero
  • El 60% de la población NO tienen ningún producto de ahorro para el retiro
  • El 75% de la población NO tiene ningún seguro, sin cambios contra el 2015
  • El 40% de los jóvenes NO ahorra
  • El 80% de los mexicanos ahorra, pero solo el 15.2% lo hace en instrumentos formales de ahorro
  • El 70% de los adultos NO tienen un crédito formal

De hecho, cuando los números esperados deberían de reflejar que un país tuvo mejoras, la encuesta reflejó que del 2015 al 2018 no hubo una mejora, sino que empeoró.

¿Cuáles son las implicaciones de todo esto?

Si nos confiamos en que nuestro ahorro obligatorio en las Afores es suficiente, les tenemos una mala noticia. Pues solo obtendremos solo el 30% de nuestro sueldo al retirarnos. Considerando que el sueldo promedio según la Secretaría del Trabajo es de $6,403 pesos mensuales, esto significa que en promedio la gente tendrá disponible sólo $1,903 pesos mensuales.

Para darnos una idea el salario mínimo es de $3,746 pesos mensuales, es decir el promedio de la población recibirá de pensión prácticamente la mitad del salario mínimo cuando se retire. Si es muy difícil vivir con el salario mínimo, imagínense con la mitad, es una verdadera tragedia.  Es por esto que no es de extrañarse que el 54% de la población piensa complementar sus gastos de la vejez a través de apoyo económico de sus familiares. 

De aquellos que ahorran, una muy pequeña cantidad lo hace en productos que les generan rendimientos, es decir confunden ahorro con inversión. El problema principal es la inflación, considerando una inflación del 3.5% su dinero ahorrado al inicio de su carrera valdrá solo una tercera parte cuando se retire. Los siguientes datos no me los estoy inventando aunque parezca, son de la misma encuesta:

  • El 30% de los que ahorra lo hace en tandas y/o lo guardan en casa
  • Solo el 1% tiene sus ahorros en productos de inversión
  • El 2% lo tiene en instrumentos a plazo
  • Los demás lo tienen en cuentas de nómina u otras cuentas que no generan intereses, al contrario, tienen un costo
  • Cuando alguien no tiene un crédito formal las tasas de interés son mucho mayores. Además de aquellos créditos formales, resaltan los métodos: 
    • El 61% lo hace a través de tarjetas de crédito departamentales, las cuales pueden tener un CAT de hasta el 80%
    • El 34% lo hace a través de tarjeta de crédito, donde el interés promedio es de 23%, pero puede llegar a ser mucho más alto.

Los resultados son muy claros, los costos tan altos que incurren las personas por falta de conocimiento, la confusión entre ahorro e inversión, la falta de conocimiento de los beneficios de los servicios financieros, la gran cantidad de fraudes como son los esquemas piramidales, entre tantas cosas más. Todo esto se podría solucionar con una educación financiera de calidad.

Es aquí donde  Peeptrade  decidió lo que era solo un programa temporal se convirtió en un programa permanente, donde ya son más de 630 horas de educación gratuita las que ofrecen, en conjunto con la Bolsa Mexicana de Valores, profesionistas, organizaciones como Mujeres en Finanzas para empezar a ver mejoras en la educación financiera e incluso en la economía de México.