Compartir

LA NOCHE SE HIZO PARA DORMIR, NO PARA TRABAJAR

Ulises Jiménez Correa aseguró, dúrante la conferencia con motivo del Día Mundial del Sueño, que el trabajo nocturno, lleva a condiciones metabólicas como obesidad o diabetes, hipertensión y un deterioro importante de la calidad de vida.

“Dormir en el día, cuando el Sol estimula con iluminación y temperatura, o hay ruido, podría impedir un descanso adecuado. Para esos casos hay medidas de higiene de sueño, pero deben ser personalizadas, acordes con el puesto y la rotación de turnos” refirió el experto.

OMS advierte que los trabajos de horario nocturno ponen en riesgo la salud -

Ambos especialistas emitieron las siguientes recomendaciones para mejorar la calidad de nuestro sueño:

  1. Dejar los dispositivos electrónicos fuera de la cama por lo menos una hora antes de dormir
  2. Evitar bebidas con cafeína porque hacen el sueño superficial y fragmentado.
  3. Tener un horario estable para acostarse y levantarse
  4. Hacer ejercicio en las primeras horas de la mañana o por la tarde (después de las 9 dificulta el inicio del sueño).
  5. Sacar relojes o despertadores de la recámara.
  6. Cuidar los hábitos alimenticios y llevar horarios regulares para desayunar, comer y cenar
  7. Una cena grasosa o condimentada deteriora el sueño de cualquiera.

En los infantes es posible detectar que no duermen bien cuando están irritables, inquietos, con problemas de atención, somnolencia durante el día, bajo desempeño escolar o se altera el crecimiento, reflejado en talla y peso bajos. “Ningún niño debe roncar”, aclararon.

Resultado de imagen para SUEÑO GIF

*CODIGOESPAGUETI