Compartir

Semana Santa: ¿cómo viajar en la nueva normalidad?

En este contexto, es vital tomar en cuenta los protocolos y las medidas sanitarias que sean necesarias para viajar seguros.

A un año de la pandemia, podemos ver que el turismo poco a poco se reactiva y viajar vuelve a ser parte de la realidad de los mexicanos. Esto se muestra claramente en el comportamiento de los viajeros para Semana Santa, ya que destinos nacionales de playa como Riviera Maya (+28 por ciento), Cancún (+21 por ciento), Mazatlán (+21 por ciento) y Puerto Vallarta (9 por ciento) registran un crecimiento en la demanda de viajes para este periodo, en comparación con el promedio de las últimas cuatro semanas. Incluso, la Secretaría de Turismo prevé que, en este periodo, la ocupación hotelera sea del 58 por ciento en destinos nacionales.

En este contexto, es vital tomar en cuenta los protocolos y las medidas sanitarias que sean necesarias para viajar seguros. Si viajas en avión, por ejemplo, la recomendación sería hacer check-in online para evitar aglomeraciones en el aeropuerto. El uso de cubrebocas y lavado constante de manos son primordiales, además de guardar la distancia mínima de 1.5 metros entre personas. Así mismo, es esencial llevar en el equipaje un kit personal de protección sanitaria, el cual incluya varios tapabocas, careta, toallas desinfectantes y gel antibacterial.

También durante tu viaje lo ideal es utilizar en la medida de lo posible medios de pago digitales y realizar trámites a través de tu celular.

En muchos hoteles ya es posible hacer check out vía móvil e incluso algunas cadenas hoteleras han desarrollado aplicaciones para pedir room service, controlar algunas funciones de la habitación e incluso reservar amenidades con anticipación, todo con el objetivo de evitar el mayor contacto posible con otros.

De igual forma, la flexibilidad en las reservas se ha convertido en un elemento clave para viajar en la nueva normalidad. De acuerdo con un estudio que realizamos, el 92 por ciento de los viajeros mexicanos se inclinan por productos y servicios turísticos que cuentan con políticas flexibles, y esto se debe principalmente a la tranquilidad y confianza que brindan a los viajeros en caso de que necesiten hacer algún cambio a su itinerario.

Otro aspecto importante en los viajes de ahora es considerar algunos gastos en el presupuesto, que antes no teníamos contemplados, para cumplir con los protocolos y requisitos de ingreso que tienen algunos destinos, como realizarnos una prueba PCR. En Estados Unidos, por ejemplo, es necesario presentar una prueba PCR negativa por Covid-19, realizada como máximo 72 horas antes del vuelo, y el costo de esta prueba podría representar el 1 por ciento del costo total del viaje, de acuerdo con estimaciones.

De igual forma, no debe faltar un seguro de viaje, para sentirnos protegidos y tener la tranquilidad de contar con el apoyo económico para enfrentar algún imprevisto, ya sea por un accidente o enfermedad. Y para un viaje internacional esto toma mayor relevancia, dado que el costo de una consulta médica puede rebasar los 300 dólares, dependiendo del destino. Además, es importante que el seguro de viaje incluya costos de alojamiento, en caso de dar positivo a Covid antes de regresar al destino de origen y tener que guardar cuarentena.

Como podemos ver, la pandemia está transformando la industria turística, pero hay algo que nunca cambiará, y esto es la pasión por viajar, así que es momento de irnos adaptando a las nuevas reglas, para seguir impulsando una de las industrias más importantes para la economía del país y que aporta más del 8 por ciento al PIB nacional: el turismo.