Compartir

¡Que no te roben la energía! Reconoce a los ‘vampiros energéticos’

Todos conocemos a esas personas que te desgastas al convivir con ellas. ¡Pero no más! Aprende a distinguir a un ‘vampiro energético’ con estas señales.

¿Te ha pasado alguna vez que después de convivir con una persona te sientes simplemente agotada? O que no importa si dormiste tus ocho horas de sueño y que empezaste el día con la mejor actitud, basta pasar unos minutos con esa persona, y ya quieres regresar a la cama. Pues bien, sin importar si es tu pareja, una amiga o incluso alguien de tu familia; no hay duda de que al pasar tiempo con este tipo de personas puedes percibir cómo te van robando energía. Y a este fenómeno se le conoce como ‘vampiros energéticos’.

Sí, así como los vampiros que conocemos de leyendas se roban la sangre de las personas para sobrevivir, estos individuos tienden a drenar, de forma consciente o no, la energía emocional o espiritual de las personas, dejándolas exhaustas. Muchas veces puede ser por tener una actitud negativa, mismo cansancio o el fenómeno del estrés colectivo. ¡Y es muy peligroso! Tomando en cuenta que puedes sabotearte a ti misma, dejar proyectos o no seguir tu instinto, por toda la energía que te roban estas personas.

Y aunque suene extraño, este fenómeno es mucho más común de lo que crees. ¡Pero hay maneras muy sabias en que puedes manejar la situación! Te decimos algunos consejos para lidiar con la gente que roba energía.

NO CAIGAS EN SUS DRAMAS

Los vampiros energéticos comúnmente están envueltos en drama y quieren hacer a todos partícipes de sus escenarios. Ya sea activamente, o que sólo sean espectadores, ¡y el drama puede drenarte el alma por completo! Si crees que tú no tienes nada que ver con una situación que sólo te va a robar energía, mejor aléjate, no vale la pena.

NO DEJES QUE MINIMICEN TUS LOGROS O PROBLEMAS

Los vampiros energéticos suelen hacer menos los logros (o problemas) de los demás. Sus comentarios van dirigidos a que los asuntos externos a ellos no importan y tratan de anteponer los suyos. ¡Y no es así! Si crees que una persona no se muestra interesada en tus asuntos, recuerda que siempre puedes cambiar de interlocutor, por alguien que aporte a tu vida y no te disminuya.

¡PON LÍMITES!

¿Alguna vez has hecho algo por alguien, pero te sentiste incómoda, y a la vez obligada? Amiga, eso es un vampiro energético. Que una persona te dé un discurso de tal manera que te haga sentir obligada a hacer una acción que no quieres puede ser, además de agotador, frustrante. ¿Pero sabes algo? Aquí vale la pena recordar que SIEMPRE tienes la opción de decir que no. Si de verdad no te sientes cómoda o crees que abusan de tu confianza, ¡di que no! No dejes que otra persona robe tu paz.

SI ES NECESARIO, DILES ADIÓS

Esta opción es para aquellos casos donde te das cuenta que las cosas se han vuelto imposibles. Pero piénsalo fríamente: ¿Quieres estar con alguien que te roba paz, energía y que no te ayuda a crecer? No importa si es tu amiga, pareja o familiar: NADIE tiene derecho a robarte tu luz. De verdad, nadie. Hay muchas personas en el mundo, y apostamos a que muchos les gustaría contar con tu amistad, y que querrán apoyarte en tu camino. ¡Adiós mala energía!