Compartir

La ciencia nos dice las razones por las que se te dificulta hacer nuevas amistades

Siempre es interesante hacer una nueva amistad… ¿pero sientes que no lo estás logrando con éxito? Estas podrían ser algunas de las razones según la ciencia.

Seguro te ha pasado: que conociste a tu mejor amiga en una fiesta, alguna reunión o en el trabajo. Y si bien hay temporadas donde conocer gente (y conectar de una manera verdadera y genuina) es rápido, hay veces en que sentirás que las cosas simplemente no están fluyendo. ¿Alguna vez te has preguntado por qué no puedes hacer nuevas amistades? Este sin duda es un tema importante, especialmente en esta época donde hacer conexiones y relaciones verdaderas es difícil (basta ver el mundo de las citas. ¡Y en las amistades es már alarmante!).

Por eso, en un estudio llevado a cabo por Menelaos Apostolou y Despoina Keramari, y reportado por el sitio Psychology Today, descubrieron a que los factores pueden ser diversos, y que muchos de ellos es para que trabajemos en nuestras personas, no necesariamente en la mera relación (o atribuir el problema a los demás!). ¡Te decimos lo que descubrieron!

INTROVERSIÓN

Numerosas personas que ayudaron a la investigación de Menelaos Apostolou y Despoina Keramari, atribuyeron a sus personalidades introvertidas un factor que afectaba la manera en que hacen nuevas amistades. Recordemos que la introversión es una actitud, y que no tiene por qué ser un factor negativo a la hora de conocer gente. Es cuestión de ver con quién haces click (es una absoluta mentira que las personas introvertidas y extrovertidas no se llevan bien, ¡al contrario! Muchas grandes amistades son así). El punto es no centrar tu inseguridad en la introversión.

MIEDO AL RECHAZO

Así como muchas personas no tienen citas o no se acercan con alguien que les gusta por el miedo al rechazo, se puede decir algo similar a la hora de hacer una nueva amistad. Tenemos miedo a que la otra persona no nos quiera o no le interese lo que tenemos que decir. De ahí decimos que una amistad debe fluir de manera natural y no forzada. Una persona te va a querer por quien eres, esa es una verdadera amistad.

FALTA DE TIEMPO

OMG! Esta fue una de las razones que más nos sorprendió. Y es que al igua que muchas relaciones de pareja se ven afectadas por el trabajo o las grandes cantidades de estrés, al parecer el mundo de las amistades tambiñen se puede ver afectado por esto. Recuerda que en el mundo somos las conexiones que hacemos, y pocas veces las fuentes de estrés son más importantes que las gente que nos rodea (por ejemplo, un trabajo). Vale la pena reconsiderar las prioridades de vez en cuando.

POCA CONFIANZA EN LOS DEMÁS

Una mala relación en el pasado puede hacer que una persona ya no confíe tanto en los demás en el futuro. Pero vale la pena recordar que esto no tiene por qué ser así; todos somos diferentes y podrías perderte muy buenas amistades y experiencias, por medir todas de acuerdo a una mala relación del pasado. Lo que queda es preguntarte qué aprendiste de diche relación, cómo mejorar como personas a partir de ese aprendizaje, y de qué manera mejorar tu círculo social a partir de esta experiencia.

PROBLEMAS DE LOGÍSTICA

Este estudio encontró algo interesante: muchas personas tienen miedo a hacer nuevas amistades por «problemas técnicos» por así llamarlo. Que van desde vivir muy lejos, hasta tener algún problema de salud y creer todo el tiempo que «serán una carga». ¡Y ese no tiene por qué ser el caso! De todos modos, una amiga o amigo siempre podrán ayudarte en lo que necesites, y en una amistad sincera siempre se podrán tocar temas como límites y posibilidades.