Compartir

Señales de que eres una mujer elegante en todos los sentidos

Más allá de lo que ves en las revistas y la televisión, la elegancia no la define lo que llevas puesto, sino una serie de cualidades que te harán inolvidable e irremplazable .

Cuando hablamos de una   mujer elegante, asumimos que es aquella de impecable estilo y gran cultura, pero la realidad es que el dinero no compra la clase y esta se compone de diversas cualidades. ¿Las tienes? Descúbrelo analizando las  señales de que eres una mujer elegante en todos los sentidos. 

Una    mujer elegante   no solo se distingue por su manera de verse, sino también por su manera de ser, eso es lo que le hace   inolvidable e irremplazable. Dice una gran poeta que la gente puede olvidar lo que dijiste alguna vez, pero no cómo le hiciste sentir, por ello es importante analizar las conductas que tenemos y cómo mejorarlas.

Las   mujeres elegantes     no solo son bellas, también son encantadoras, seres que siempre queremos tener cerca porque siempre saben cómo hacernos sentirnos mejor, dan buenos consejos, sugerencias, saben escuchar, pero hagámoslo a detalle.

Insisto, no te presiones por el dinero, hay mujeres que a pesar de no tener grandes ingresos, saben aprovechar al máximo   cada recurso con el que cuentan, su vestido, su educación, los espacios donde se desarrollan y más.

UNA MUJER ELEGANTE EN TODOS LOS SENTIDOS

Ahora, te revelaremos lo que distingue a una    mujer elegante, aquella de gran clase que se vuelve casi indispensable para sus seres queridos:

1.- SE MANTIENE ALEJADA DE LOS CHISMES

Sí, sabemos que los chismes parecen inevitables y aunque las historias de los demás son muy tentadores, debes saber cuándo marcar límites. Lo que vas a decir ¿afecta a otros? Eso que dirás ¿arruinará tu relación con ese sujeto? Imagina lo siguiente, si fuera al revés, ¿cómo te sentirías si revelaran esos detalles sobre ti?

2.- SABE CONTROLAR SU CARÁCTER

Una mujer elegante sabe analizar cada situación que se le presente aunque no la haga sentir de lo mejor, es la que se toma un momento para calmarse y responder de la mejor manera, desde alguien difícil en el trabajo hasta un cliente de mal genio o una pareja con la que no hemos llegado a un buen acuerdo.

3.- NO ES METICHE

Cuando una mujer elegante   visita una casa, acepta o declina lo que le ofrecen con amabilidad, pero no se pone a criticar el lugar, a revisar cajones, a hacer una lista mental de lo que le sale mal a su anfitriona o a sus invitados.

Una verdadera mujer elegante se ocupa de sus problemas antes de criticar los ajenos, no pierde el tiempo en ellos.

4.- SABE DARLE ESPACIO A LOS DEMÁS

Las redes sociales nos dan la oportunidad de revelar mucho de nosotras mismas y de saber mucho de los demás, pero una   mujer elegante  no se mete en problemas ajenos, simplemente está disponible para cuando un ser amado o un amigo le necesita.

5.- RESPETA EL TIEMPO DE LOS DEMÁS

La vida de hoy hace que sea muy fácil llegar tarde a una cita, desde algo personal hasta algo laboral, pero una mujer elegante es muy cuidadosa en la planeación de sus actividades y cuando no podrá llegar a tiempo, llama para cancelar, reagendar o pedir que le esperen un poco más.

6.- TRATA A TODOS CON RESPETO

No importa si es su jefe, su mamá, la persona que entrega los desayunos o que se encarga de la limpieza, para una   mujer elegante  todos merecen el mismo respeto y atención, recuerdas su nombre, les saludas, les ves a los ojos cuando hablan, siempre sabe ser cordial.

7.- INVIERTE SU DINERO CON INTELIGENCIA

Una   mujer elegante  no tira el dinero, sino que valora lo que cuesta y lo invierte en lugar de gastarlo, es decir, adquiere lo que realmente necesita y que le servirá a largo plazo. Sí, se da un gusto de vez en cuando, pero también tiene las prioridades claras y no se deja llevar por el impulso de lo que le atrae.

La mujer inteligente ama el confort pero no es inmune a lo que ocurre a su alrededor.